Revisarán las frecuencias de los micros para evitar que algunos viajen llenos

Servicios Públicos ha identificado recorridos y horarios en que no se respeta la distancia entre pasajeros. Los choferes afrontan conflictos

a Secretaría de Servicios Públicos provincial revisará algunas frecuencias del transporte urbano para adaptarlas a la demanda, ya que algunas no pueden cumplir las exigencias.

El 20 de marzo se dispuso que en el área metropolitana del Gran Mendoza funcionara con frecuencias de un día feriado mientras que no deben viajar personas de pie ni superar la capacidad máxima de asientos.

Micros: comenzará a medirse la eficiencia de las frecuencias ...

Sin embargo sucede que, dado que se debe esperar más tiempo, se acumula más gente y por ello se han presentado dificultades, como que se exceda la capacidad de las unidades. Esto en el marco de la emergencia social determinada a partir de la pandemia de coronavirus y por la cual se recomienda mantener una distancia de un metro y medio, como mínimo, entre las personas.

El secretario de Servicios Públicos Natalio Mema dijo a Los Andes que están permanentemente evaluando el funcionamiento y la demanda y por ello irán adaptando ciertos recorridos, ya sea para disminuirlos o fortalecerlos.

Señaló que han identificado ciertos recorridos de los grupos 900, 200, 400 y 700 que requieren más frecuencias y que la actual es insuficiente en zonas de Guaymallén, el sur de Luján y los barrios La Estanzuela y La Favorita. Resaltó que en algunos casos ya se han ajustado: “En las líneas troncales estamos agregando frecuencias”.

“El presidente (Alberto Fernández) está pidiendo que no se use el transporte público y tenemos que ser muy racionales en eso”, subrayó el funcionario. Asimismo, destacó que aunque hay menos frecuencias se están realizando 16% de las transacciones de las que se realizan en un día hábil normal con 40% de frecuencias.

“Entonces tenemos el triple de colectivos por usuario que teníamos antes de la cuarentena”, manifestó Mema. Y agregó: “Hay horarios específicos, lugares y líneas que generan mayor demanda y vamos mejorando las frecuencias allí”.

Dificultades

Elizabeth debe tomar el colectivo para ir a trabajar desde Godoy Cruz hasta Guaymallén. “Me ha pasado por la tarde que el 554 que viene desde Bermejo está lleno y el chofer no dice nada, pasa cada 30 minutos”, comentó. Luego agregó: “Es muy raro que vayan asiento por medio; las personas se sientan juntas. El otro día en un control frente al hospital Central, un policía subió y los separó. Demoran más que un día domingo, deberían pasar más seguido para que esto no suceda”.

Rodolfo Calcagni, titular del Sindicato del Personal de Micros y Ómnibus de Mendoza  (Sipemom) reconoce que se presentan situaciones complicadas en las que el chofer queda en una encrucijada. “Se contradice la normativa porque dice que no se puede llevar más pasajeros que la cantidad de asientos que tiene el colectivo pero ¿cómo le decís a una persona que está esperando hace una hora que tiene que esperar una hora más?”, advirtió.

Dijo que hay gente que se molesta porque llegan tarde al trabajo o a un turno médico. Señaló que otro problema que se presenta es que hay gente que no quiere sentarse para no ir cerca de otros, pero si sube una inspección, el que tiene problemas es el chofer.

“Es todo contradictorio, porque los infectólogos dicen que hay que mantener la distancia y arriba del colectivo no se cumple, en asientos compartidos hay 20 centímetros”, apuntó Calcagni.

Dijo que el chofer tiene que discutir con los pasajeros y, si estos no respetan lo dispuesto, debería dirigirse a un puesto policial y que de otro modo son candidatos a sanciones por parte de los inspectores del Ministerio de Seguridad, municipales o de la Secretaría.

De todas formas tanto Calcagni como Mema sostienen que son pocos los casos en los que se producen desórdenes.

Medidas especiales

Para disminuir la posibilidad de contagio, la secretaría de Servicios Públicos dispuso medidas que rigen desde el 20 de marzo.

Se instalaron dispositivos en todas las unidades para aislar a los choferes; diariamente se realizan desinfecciones con amonio cuaternario tanto en colectivos como en taxis y se lanzó una aplicación móvil (Cuando Subo) para conocer el horario exacto de la llegada de colectivos, troles o metrotranvía.

Por otra parte, se exige que no se exceda la capacidad de asientos que tiene el colectivo y que la gente no viaje de pie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *