El presidente del Círculo Médico de Mendoza e integrante de la Confederación Médica de la República Argentina, José Lodovico Palma cuestionó a las obras sociales y las prepagas por actuar de una manera que considera “arbitraria”.

Circulo Médico de Mendoza

El presidente del Círculo Médico de Mendoza e integrante de la Confederación Médica de la República Argentina, José Lodovico Palma, denunció que hay médicos que están siendo presionados para que dejen de cobrar de forma particular las consultas.

En tal sentido contó que hay “especialmente prepagas a nivel nacional”, son las que hacen este tipo de cuestiones. “Las prepagas que aceptaron rápidamente este canon fueron las obras sociales sindicales. La mayoría rechazó o rechazó parciamente el cobro de 6 mil pesos ofreciendo $5000 o $4000, es decir, una suma inferior, cosa que comprenderán que el medico de esos 6 mil no se lleva el valor total a su casa”.

En esa línea explicó que los médicos deben dejar “en la unidad prestadora un 30% y además le cobran IVA, por lo que se lleva de la consulta aproximadamente 3500 pesos, de manera que bajar la consulta a 4000 significa que el médico ganaría 1000 pesos. Entonces esas propuestas no nos sirven”.

Sin embargo, aclaró que lo que repudian desde las instituciones es “que los médicos sean amenazados con ser sacado de la planilla de profesionales y eso es una actitud absolutamente anormal en el sentido de que corre riesgo el trabajo del médico solo por adherirse a esta medida que le permite cobrar un salario digno”.

“Indudablemente apoyamos la medida y a los médicos (a quienes les pidió) que no tengan miedo, que cobren lo que se consideran ético y que los vamos a apoyar ante cualquiera de estas conductas irregulares que ponen en peligro su trabajo”, sostuvo.

Asimismo, destacó que “el hilo se corta por lo más delgado y en este caso lo más delgado es el paciente y el médico que no tiene derecho a opinar sobre su salario, porque el mismo es fijado por las prepagas y lo están haciendo arbitrariamente sin considerar la opinión de los médicos”.

Es razonable que los médicos pretendan cobrar una prestación por lo menos a 30 días, porque si se paga a 3 o 4 meses jamás reconocen el interés propio de la inflación y se le paga el valor original, ese valor queda depreciado con el tiempo por la inflación”, fustigó en diálogo con Radio Nihuil.

Y finalizó al sostener que “estos problemas son originados por la falta de políticas de salud. Es el gobierno el que tiene la solución y es quien permitió que estas entidades se manejen bajo estas normativas y no permiten hacer una planificación de los servicios que sea eficiente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *