El crecimiento de la matrícula de alumnos de nivel primerio y secundario no va acompañado en Malargüe, con la creación y construcción de escuelas.

Escuela Eugenio Izaky, ubicada en la zona céntrica de Malargüe.

Escuela Eugenio Izaky, ubicada en la zona céntrica de Malargüe.

Dio inicio en Mendoza el periodo de inscripciones para alumnos postulantes a escuelas de Nivel Medio, y en Malargüe nuevamente existe preocupación por la falta de nuevas escuelas ante el crecimiento alumnos de Nivel Primario. Los cupos por establecimientos de educación se agotan de inmediato, y muchos aspirantes deben esperar a la última instancia para conocer donde cursarán, a diferencia muchas oportunidades de no hacerlo en el lugar que desean “por la falta de bancos”.

Desde varios sectores que conforman la comunidad educativa de Malargüe hace varios años vienen reclamando la necesidad de creación y construcción de nuevas escuelas de Nivel Medio. En 2023 el ciclo lectivo comenzó con este déficit y promesas de campaña municipal que no se concretaron.

El ejemplo de esta problemática fueron el descontento de padres de la Escuela Secundaria Técnica Industrial Minera (ESTIM), que se opusieron en febrero último que sus hijos cursaran en turno vespertino ante la imposibilidad de que fuera en los turnos mañana o tarde por la falta de espacio en un establecimiento que alberga a cerca de novecientos alumnos, el doble de la matrícula de hace dos décadas atrás.

Pero la muestra más ilustrativa es la Escuela 4-228 Electromecánica Ingeniero Eugenio Izsaky, que funciona en una casa alquilada y sólo permite el cursado de un poco más de doscientos cincuenta alumnos, cuando el requerimiento para bancos en esa institución educativa es superior a los que puede “recibir todos los años”.

Es primoridal una nueva “escuela secundaria orientada” en Malargüe

Esta última semana el director de la Escuela 4-190 Doctor James Cronin, que lleva el nombre de su mayor benefactor, ya fallecido, el Premio Nobel de Física e impulsor de la creación del Observatorio Pierre Auger, y que oportunamente donó, junto a otros integrantes de ese centro de investigación internacional ubicado en Malargüe, gran parte del dinero que posibilitó la construcción del edificio, volvió a destacar la necesidad de nuevas escuelas.

El profesor Miguel Herrera, en el marco del periodo de inscripciones para nuevos aspirantes, manifestó que “la falta de otra escuela secundaria en Malargüe se nota porque todos vamos a estar en la misma situación” por “demasiada demanda ante la capacidad que tenemos”.

“Es prioritaria y urgente la creación de la escuela Eugenio Izaky, pero eso no solucionaría el problema”, estructural y transversal que atraviesa Malargüe, remarcando la carencia de “otra escuela orientada” que permitiría “cubrir la falta de vacantes y banco que hay”, donde además se agrega el aumento de población de alumnos en escuelas primarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *