Las comunidades indígenas de la Amazonia boliviana han exigido al Gobierno ayuda para frenar los incendios forestales que este fin de semana destruyeron viviendas y forzaron evacuaciones al norte de La Paz.

Durante septiembre y octubre, los satélites detectaron numerosos incendios en las tierras bajas de Bolivia, según un reciente informe de la NASA, cuyas imágenes desde el espacio todavía muestran enormes bancos de humo sobre territorio boliviano.

Sin embargo, el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, indicó en un informe de prensa que “el fuego está bajo control” y aseguró que los daños en las comunidades indígenas habían sido menores.

La escasez de lluvias, las altas temperaturas y los ventarrones están prolongando los incendios por casi cuatro meses, más del tiempo habitual. El humo proveniente de los incendios también ha llegado a varias ciudades, como Santa Cruz y La Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *