Ante la sequía, Bolivia está recurriendo a una técnica de estimulación de lluvias que hasta ahora ha sido calificada como exitosa por las autoridades. Desde un sobrevuelo por las zonas más afectadas, Fabiola Chambi nos muestra en qué consiste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *