“Esperemos que asuma y tome las medidas que tenga que tomar, pero sí va a ser un año difícil, de mucha turbulencia”, sostuvo José Candeloro.

Construcción

Durante su campaña y una vez habiendo sido electo presidente, una de las cuestiones que planteó Javier Milei fue el recorte a cero de la obra pública salvo las que están en proceso cuya continuidad se licitará.

Algo similar mencionó el referente liberal Alberto Benegas Lynch al sostener que se va a cortar la obra pública, aunque ello no quiere decir que no se hagan más rutas, sino que van a pasar a depender de un sistema privado.

Quien se refirió al tema fue el presidente de la Delegación Mendoza de la Cámara Argentina de la Construcción José Candeloro, quien remarcó que no es algo que los haya agarrado desprevenidos: “Es lo que dijo durante su campaña”.

Convengamos que siempre, en estas situaciones de crisis, la variable de ajuste siempre fue la obra pública, porque no lo toman como una necesidad de urgencia”, aseguró.

“Entiendo que no es tan simple como decir ‘no vamos a hacer más obras publicas’. Habría que ver cómo es el sistema que proponen. Lo que pasa es que hasta que no se cambie la variable de la macroeconomía es muy difícil lo que él plantea”, añadió Candeloro.

En tal sentido, sostuvo que de todas maneras van a seguir habiendo obras dependientes de las provincias: “El presupuesto oficial de Mendoza tiene un monto importante para obra pública para 2024, y los Municipios también tienen sus montos. Sí entendemos que va a ser menor. Hay que ver cómo resuelven la situación del país para ver cómo sigue la obra pública”.

Respecto de la situación en América Latina, sostuvo que “hay un estudio hecho de la Cámara en distintos países y no es que no hay obra pública, en los países limítrofes el 75% de las obras son públicas. Todo lo que sean escuelas, hospitales… no es tan simple y menos con una inflación del 140%”.

Sobre las acusaciones del líder libertario respecto de que con este método los empresarios y los políticos cometen actos de corrupción, señaló: “Me parece que ese ha sido el eje de su campaña. Primero que demuestre que los empresarios roban con la obra pública. No es así, de hecho las empresas a veces hasta financiamos la obra pública porque no se cobra como corresponde porque los fondos llegan atrasados”.

Además, sobre el sistema de obra privada, analizó: “Él mismo dice que bajar la inflación no va a ser en menos de dos años. ¿Cómo van a financiar obra pública con una tasa de interés del 200%? Es imposible, es inviable en esta situación del país”.

“Propietarios de barrios pueden financiar la infraestructura en un futuro siempre y cuando cambie la macroeconomía y tengamos tasas de inflación (anual) que no superen un digito. Nadie va a financiar con este contexto”, agregó en diálogo con Radio Nacional Mendoza Quino.

Por último, recordó que “hace falta agua, cloaca, luz; y cómo va a ser. De hecho hay un fideicomiso para ese tipo de obras que esta por ley y la tiene que cumplir. Esperemos que asuma y tome las medidas que tenga que tomar, pero sí va a ser un año difícil, de mucha turbulencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *