El Xeneize, que sigue sin DT, cayó por 3 a 2 en un partidazo frente al Pincha, que se metió en la gran final de la Copa Argentina y espera por el ganador de San Lorenzo-Defensa y Justicia.

Estudiantes de La Plata se convirtió este miércoles en el primer finalista de la Copa Argentina al vencer por 3 a 2 en un partidazo a Boca Juniors, que con esta eliminación quedó complicadísimo para clasificarse a la Copa Libertadores del año que viene.

El partido se jugó en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, con el arbitraje de Yael Falcón Pérez, quien en el primer tiempo expulsó a Marcelo Saracchi en el Xeneize.

En su camino a semifinales, Boca había eliminado a Olimpo de Bahía Blanca, Barracas Central, Almagro y Talleres de Córdoba. Estudiantes, por su parte, hizo lo propio ante Independiente de Chivilcoy, All Boys, Independiente de Avellaneda y Huracán de Parque Patricios.

Ahora el Pincha está en la gran final que se jugará el 13 de diciembre en sede a confirmar, ante el vencedor de la otra semifinal que jugarán este jueves San Lorenzo y Defensa y Justicia.

Apenas se habían jugado dos minutos cuando llegó la apertura del marcador. Estudiantes armó una gran jugada colectiva que empezó el mendocino Fernando Zuqui, siguió Leonardo Godoy por la derecha y envió un centro preciso para Guido Carrillo, quien con un cabezazo letal estableció el 1 a 0.

A los 13 minutos, Valentín Barco armó una gran jugada personal por la izquierda, gambeteando a varios rivales, y al llegar al área cayó en la disputa de la pelota, por lo que Boca pidió penal, y en la continuidad de la jugada Marcelo Saracchi le metió un planchazo a Zuqui y se fue expulsado.

Pese a la inferioridad numérica, Boca no cayó anímicamente y así a los 28 minutos llegó al empate. Miguel Merentiel fue a presionar arriba y aprovechó un error defensivo para sacar un derechazo letal y dejar las cosas 1 a 1.

Llegando al final del primer tiempo, el mendocino Ezequiel Bullaude ganó una pelota clave en el área, sobre la línea de fondo, tocó atrás y Miguel Merentiel marcó su doblete para dar vuelta el partido.

Apenas empezó el segundo tiempo, antes del minuto, Mauro Boselli capturó una pelota perdida en el área tras un mal control de Benjamín Rollheiser y con una tijera cumplió con la ley del ex e igualó las cosas.

A los 19 minutos, tras un mal despeje de Rojo en el área y una carambola, la pelota pegó en el palo y en su intento por despejar ante la arremetida de Mauro Boselli, Nicolás Figal la metió en contra de su propio arco y Estudiantes se puso 3 a 2 arriba ante Boca.

Ahora, el Xeneize se jugará su última vida en la Copa de la Liga Profesional visitando a Godoy Cruz, obligado a ganar y necesitado de que Rosario Central pierda y que Estudiantes y San Lorenzo no ganen para poder clasificarse a la Libertadores 2024.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *