La amplia victoria del partido de ultraderecha PVV, del islamófobo y euroescéptico Geert Wilders, ha pillado por sorpresa a Países Bajos, que se enfrenta ahora a un rompecabezas para formar gobierno, dado que muchos partidos descartaron negociar con la extrema derecha, pero su número de escaños impide arrinconarla en la oposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *