Tras catapultarse del activismo a un asiento en el Congreso, la diputada indígena Celia Xakriabá ganó “incidencia” en la política de Brasil. Pero también sufre actitudes racistas e intentos por silenciarla en el hemiciclo, denuncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *