El último mes el promedio nacional fue 2,3% superior a octubre de 2022, aunque menor a setiembre. Por qué el consumo de energía en Mendoza se redujo.

La demanda de energía subió nuevamente a nivel país por el calor, pero cayó en Mendoza. 

Por segundo mes consecutivo subió el consumo de energía eléctrica en el país. En octubre fue un 2,3% más respecto del 2022, aunque Mendoza, por el contrario, registró una caída de 2% interanual.

Así se desprende de un informe de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec) que sigue la curva de consumo en todo el país mensualmente. De hecho, el registro nacional es el segundo aumento seguido, tras 5 meses consecutivos de merma (entre abril y agosto).

“Con temperaturas levemente superiores a las registradas el año anterior, octubre presentó una suba de 2,3% al alcanzar 10.453,9 gigavatios/hora (GWh), en sintonía con la suba de septiembre (6,3%)”, precisó Fundelec.

Sin embargo, si se compara con el mes anterior el consumo de energía de octubre está 4,6% debajo. En setiembre había llegado a 10.962,2 GWh.

Antes habían transcurrido 5 meses negativos. La merma de abril (-1%), se profundizó en mayo (-7,8%) y junio (- 7,7%), pero se desaceleró en julio (-1,3%) y agosto (-0,2%).

Sin embargo, desde la entidad remarcaron que el año 2023 había arrancado con una curva ascendente del consumo por el calor. En el trimestre enero-marzo las temperaturas superaron el promedios histórico para esa época del año: también el consumo de energía en Mendoza fue mayor al de la media del país.

Así, hubo “tres aumentos más significativos”, con alzas interanuales del 4,1% en enero, 12,7% en febrero y 28,6% en marzo. Eso hace que, a pesar de los 5 meses siguientes de merma, el acumulado en lo que va del año sea 3,2% mayor al mismo período del 2022.

Por qué cayó el consumo en Mendoza

En ese contexto, Mendoza fue la tercera provincia donde más se redujo la demanda de energía en octubre, sobre un total de 6 jurisdicciones.

La mayor caída fue en Chubut (- 4%), seguida por Santa Fe (-3%). En Mendoza la merma llegó a 2%, ubicándose por encima del nivel de la distribuidora que abastece a La Plata, Edelap (-1%), y tuvo la misma variación negativa de EDES (-1%) y EDEN (-1%).

“Una menor actividad económica, en parte por los problemas para importar insumos, puede explicar esa caída más allá de las temperaturas”, analizó Gustavo Dondero, gerente operativo de Distrocuyo, transportadora de energía por distribución troncal que presta el servicio desde Mendoza para toda la región.

Justamente, la demanda industrial se redujo 1,7%, contra un incremento de la residencial del 5,5% respecto al mismo mes del año pasado, y de 1,6% de la comercial. Con estas variaciones, la demanda residencial pasó a representar el 43% del total, la comercial el 29% y la industrial el 28% restante.

Un ejemplo lo da el mismo Dondero. La firma espera hace tiempo una serie de seccionadores, piezas importadas que sirven para conectar o desconectar líneas de AT (Alta Tensión).

Para el directivo “lo que se puede comprar no se consigue, y el ingreso de lo que ya se compró está trabado. Eso encarece el costo operativo de mantenimiento de redes por falta de recambio de insumos que después de 40 años ya cumplieron una vida útil”.

Cuánto creció la generación de energía

En el relevamiento por provincias y empresas, hubo 21 casos con aumentos interanuales en el consumo: la contracara de Mendoza fueron Misiones (32%), Formosa (28%), Chaco (17%) y Santiago del Estero (14%).

Con menores niveles de incremento se anotaron Salta (9%), Tucumán (7%), Catamarca (7%), Corrientes (6%), Jujuy (5%), San Juan (5%), La Rioja (5%), Entre Ríos (4%), Río Negro (3%), Santa Cruz (2%), La Pampa (2%), Córdoba (2%), Neuquén (1%) y San Luis (1%).

Por otra parte, Fundelec destacó que en octubre “la generación hidráulica superó por primera vez a la generación térmica”.

El dato muestra que acumuló 4.159 GWh contra 3.750 GWh en el mismo período del año anterior. Esto es, un 10,9% más.

“Producto de las fuertes lluvias ocurridas durante el mes, se observa un aumento en los caudales de las principales cuencas del Comahue, al igual que el río Uruguay y Paraná, comparado con el mismo mes del año anterior, incluso en algunas cuencas se presentaron valores mayores a los esperados”, completó.

De esta forma, la generación hidráulica tuvo una participación del 37,85% de lo que se demandó. La térmica, por su parte, ocupó 36,97%.

Según el análisis de la Fundación, el resto de la torta la completaron centrales nucleares (7,82%), y fuentes alternativas, con 17,27% del total, mientras que vía importación abasteció un 0,09% del total del consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *