Este 5 de diciembre, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, denunció que, en el ataque del 7 de octubre, militantes de Hamás realizaron delitos sexuales contra los civiles capturados en la fecha. La Policía israelí difundió varios testimonios de las presuntas víctimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *