Por Néstor Bethencourt, desde la redacción de Diario Mendoza Today.

 Marcelino Iglesias junto a Marcos Calvente / Irrigación

A las 09.30 de este domingo tendrá lugar el acto de traspaso de mando entre Marcelino Iglesias y Marcos Calvente.

Recordemos que este último fue secretario de Obras durante la gestión de Iglesias, cuyo equipo de trabajo no estuvo exento de cuestionamientos tanto por sus obras mal planificadas, como por sucesos que derivaron en denuncias penales aún sin resolver.

Respecto a esto último, existe una denuncia por robo de materiales sucedida en la Dirección de Obras por Administración (DOA), comandada por Ramiro García, junto a la compañía de su suegro, Juan Carlos Savina como contratado, lograron hasta ahora salir impunes, aun cuando el propio García estaría siendo llamado en rebeldía por no presentarse en dos oportunidades a citaciones judiciales por esa causa, dato nada menor.

Ni hablar de los continuos “robos hormiga” u “hormigones” que suceden en dicha dirección que nunca son esclarecidos, de hecho, no resistirían ninguna auditoría.

Fuentes confiables aseguran que Ramiro García será ungido nuevo secretario de Obras por parte de Calvente, pero tranquilos porque, si de sorpresas se trata, hay un poco más.

Tal como ayer adelantó Diario Mendoza Today, también aparecerá en el gabinete el “acomodador de cargos” para sus parejas: estamos hablando de Mauricio Iglesias, hijo de Marcelino, quien despuntará como Secretario de Gobierno.

En la Secretaría de Hacienda estaría confirmada la continuidad la contadora Alicia Zárate, quien ocupó el mismo lugar con Iglesias padre. Valga la aclaración ante la incipiente invasión familiar, luego que se jubiló Pedro Ginestar, hoy contratado como asesor.

En la Subdirección de Parque Automotor, donde se acopia gran cantidad de neumáticos que en épocas eleccionarias bajaron de stock masivamente, continuará Mauricio Cappa.

En la Dirección de Industria y Comercio estaría asegurado el cargo mayor a Aaron Pellegrina, hijo de un amigo personal de Marcelino, ingresado hace poco tiempo al municipio, a cargo de una delegación, posteriormente como Director de Delegaciones, ascenso rápido si los hay. Pertenecer tiene sus privilegios. 

Como subdirector, iría el hermano del ddirector de servicios Públicos de la era de Iglesias, Fabricio Lucero, cuñado de Calvente. De Fabricio no se sabe su destino aún, pero no hay que olvidar que todo se recicla.

Quien fue hasta hoy secretario de Gobierno, Pablo Álvarez Donati, volverá a ser director de Delegaciones, lo que aún no conocemos es el destino de su madre, Silvia Donati, actual directora de Desarrollo Social y candidata frustrada a concejal. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *