El Millonario quedó eliminado de la Copa de la Liga, pero aún tiene posibilidades de conseguir un título.

River quedó eliminado este sábado de la Copa de la Liga al caer por penales frente a Rosario Central, pero el equipo de Martín Demichelis aún debe disputar el Trofeo de Campeones antes de finalizar el 2023.

River no pudo con el “Canalla” y perdió desde los doce pasos, luego de empatar sin goles en el tiempo reglamentario de la semifinal del certamen, al fallar los cuatro remates que ejecutó en la tanda.

De esta manera, el “Millonario” ya no tiene chances de ganar las dos competencias de la temporada del fútbol argentino, dado que en el primer semestre se quedó con el título en el torneo de la Liga Profesional, pero todavía le resta una oportunidad para lograr una nueva coronación.

Es que el 22 de diciembre se enfrentará con el vencedor de la final de la Copa de la Liga entre Platense y su verdugo, Rosario Central, para alzar el Trofeo de Campeones.

“Siempre digo lo mismo, no me subí al escalón del éxito cuando ganamos el primer torneo y no pierdo mis raíces. Tampoco me voy a dejar hundir por el mundo externo. Me siento con la total fortaleza y entereza para seguir con los entrenamientos”, expresó Demichelis luego de la derrota ante el conjunto rosarino.

Y añadió: “Si me dejo influenciar, es muy difícil trabajar en un país lleno de opinólogos. A todos nos gusta opinar, yo hago mis análisis con la gente que los tengo que hacer e intento escuchar. Me sigo sintiendo con la fuerza para lo que viene, así que los cuestionamientos no te los puedo contestar”.

“El hincha está en todo su derecho en no estar contento, pero creo que se hicieron cosas bien. Seguramente con la decisión de Marcelo (Gallardo), pudo haber sido la transición más difícil en la historia de River. Hay que seguir trabajando”, cerró Demichelis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *