En Tel Aviv, el personal sanitario que trata a las personas que Hamás mantuvo en cautiverio asegura que muchos fueron drogados. También denuncian que padecieron distintos tipos de abuso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *