Los equipos de respuesta a catástrofes recorrían el jueves el noreste de Australia, para evaluar los daños que dejó un ciclón tropical que inundó importantes autopistas, arrancó árboles y dejó sin electricidad a 40.000 personas en esa región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *