Desde el atentado de Hamás en Israel el 7 de octubre, Alemania ha sido testigo de un recrudecimiento histórico de los actos antisemitas. El Gobierno ha puesto en marcha un plan de acción contra el antisemitismo y ha aumentado el presupuesto para reforzar la seguridad de las congregaciones judías. Pero el sentimiento de inseguridad en el seno de la comunidad judía sigue siendo fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *