Tras la victoria del oficialismo en las elecciones, el ex entrenador de Huracán se perfila para tomar las riendas del primer equipo.

El entrenador Diego Martínez es el apuntado por Juan Román Riquelme, tras ganar las elecciones presidenciales en Boca del domingo, para que esté al mando del primer equipo del “Xeneize” en los primeros pasos de la gestión del ex jugador de la Selección argentina como mandatario.

Tras lo que fueron los comicios que dieron ganador al vicepresidente de la gestión oficialista de Jorge Amor Ameal, la posibilidad de que Diego Martínez dirija Boca se disparó exponencialmente y solo quedarían detalles para que se convierta en el nuevo director técnico del club de la Ribera.

El ex entrenador de Tigre fue el apuntado por Juan Román Riquelme diez días atrás en plena campaña electoral y, al recibir el llamado del ahora presidente de Boca, Diego Martínez les comentó esta situación a los dirigentes de Huracán y renunció al cargo de entrenador en el “Globo” días después de quedar afuera en cuartos de final de la Copa de la Liga ante Platense.  

En ese entonces, el club de Parque Patricios comunicó la salida del director técnico y aclaró que “ante la propuesta que recibió de otro club, el técnico informó su decisión de no continuar en el cargo interrumpiendo el contrato laboral que lo unía a la Institución hasta el 30 de junio de 2024”.

Por esa interrupción del vínculo con el “Quemero”, la salida de Diego Martínez aún no está resuelta ya que, según le confirmaron fuentes a Noticias Argentinas, Huracán solo le va a firmar la rescisión de contrato a cambio de un resarcimiento de alrededor de 250 mil dólares ya que tenía contrato hasta mitad del 2024.

A pesar de esta traba que impone el club dirigido por David Garzón, la situación se podría resolver en estas horas y Diego Martínez se transformaría en el nuevo entrenador de Boca cumpliendo el deseo de Juan Román Riquelme de que el director técnico de 45 años tome las riendas del primer equipo.

Nacido el 16 de noviembre de 1978 en Buenos Aires, Diego Martínez fue un mediocampista que hizo casi toda su carrera en el ascenso del fútbol argentino debutando en 1997 en Ituzaingó y retirándose en 2011 en Estudiantes de Caseros. En el exterior jugó en el Aurora de Guatemala en 2002 y en Pierikos y Diagoras de Grecia entre 2007 y 2011.

El ex jugador del ascenso hizo el profesorado de Educación Física en el CEFFAR que funcionaba en el predio la Candela que tenía Boca y allí tuvo como maestro a Jorge Raffo que, cuando desembarcó en la estructura de juveniles del “Xeneize”, lo convocó para trabajar en el club de la Ribera.

Martínez empezó con la categoría 2000 y luego pasaron varios chicos hasta la 2004. En ese lapso, dirigió varios de los jugadores claves de Boca en el último tiempo: Valentín Barco, Ezequiel Fernández, Mateo Retegui, Facundo Colidio, Aaron Molinas, Marcelo Weigandt, Luca Langoni, Vicente Taborda y Manuel Roffo.

Luego, en 2015, pasó a tomar las riendas del club en el que debutó como jugador, Ituzaingó, donde dirigió 44 partidos ganando 17, empatando 18 y perdiendo 9 en la Primera C. Tras su paso por el club del oeste del Gran Buenos Aires, Diego Martínez tuvo experiencias en Cañuelas, Comunicaciones y Midland hasta llegar a Estudiantes de Caseros donde empezó a mostrarse y a darse a conocer.

En el “Pincha”, entre 2018 y 2020, dirigió 59 partidos donde ganó 39, empató 12 y perdió 15 donde logró el ascenso a la Primera Nacional y llegó a las semifinales de la Copa Argentina 2018/19 ante River.

Tras un paso efímero por Godoy Cruz de Mendoza de 9 partidos con dos empates y siete derrotas, Diego Martínez tomó las riendas de Tigre donde lo dirigió 81 encuentros, ganó 34, empató 27 y perdió 20. En su etapa en el “Matador”, devolvió al club a la Liga Profesional de Fútbol en 2021 y llegó a la final de la Copa de la Liga en 2022 donde cayó, justamente, ante Boca.

En junio de 2023, el entrenador decidió rescindir su vínculo con el club de Victoria y, un mes después, fue presentado en Huracán donde levantó a un equipo hundido en la zona del descenso, lo salvó de la misma y lo llevó a los cuartos de final de la Copa de la Liga donde, el pasado 2 de diciembre, quedó eliminado por penales ante Platense. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *