Greg Abbott, gobernador de Texas, firmó una nueva ley que permite a la Policía local detener a personas sospechosas de haber cruzado la frontera con México de forma irregular y, a su vez, crea un delito penal por la entrada irregular desde un país extranjero al estado. Según el gobernador, esta nueva norma es creada para “proteger a Estados Unidos del abandono fronterizo del presidente Joe Biden”. La ley entrará en vigor en marzo de 2024.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *