Muchos habitantes de Alemania, la República Checa y los Países Bajos se han visto obligados a abandonar sus casas en Navidad debido a las inundaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *