Conocido el D.N.U. del Presidente Javier Milei, la economía regional relacionada a la vitivinicultura sufrió otro duro golpe para su desarrollo y crecimiento.

La derogación de tres leyes fundamentales para regular la actividad vitivinícola, sumado al 8% de retenciones al vino anunciado la semana pasada, indudablemente que marcan un gran retroceso en la industria madre de nuestra provincia. A modo de recoger opiniones de empresarios vinculados al sector, tras los anuncios del Presidente Milei, desde Noticiero Andino Valle de Uco entrevistamos a uno de los tantos pequeños empresarios del sector para conocer su opinión al respecto. Alejandro Fadel destacó que “hay que partir de la base de que la actividad vitivinícola siempre estuvo regulada, por consiguiente es un golpe muy duro dejar todo liberado”

Fadel destacó algunos de los logros obtenidos con las distintas regulaciones como por ejemplo el acuerdo Mendoza – San Juan para que no tengamos excedentes; las normas para evitar las falsificaciones de vinos; la no edulcoración; la existencia del I.N.V. como órgano de control, que pareciera que va a dejar de existir, igual que la COVIAR, que es quien promueve la venta de vino en el mercado interno y es la que mantiene agrupado a los pequeños productores. Si todos estos logros no se pueden dejar librados al azar, el Estado debe seguir estando presente, de lo contrario el futuro es muy incierto para el sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *