El líder del principal partido opositor en Corea del Sur, Lee Jae-myung, fue apuñalado en el cuello por un hombre en la ciudad de Busan. La oficina de emergencias de la localidad dijo que el político fue atacado mientras visitaba las obras de construcción de un nuevo aeropuerto en la ciudad.

Tras el ataque, Lee cayó al suelo y fue asistido por varias personas, entre ellas por una que que se ocupó de presionar su cuello con un pañuelo para detener la sangre que salía debido al impacto de la agresión, antes de ser estabilizado y trasladado a un hospital cercano. Según comunicó la agencia de noticias surcoreana Yonhap, al momento del traslado, el hombre de 59 años seguía consciente pero con una gran hemorragia. Por otra parte, el agresor, de aproximadamente 60 años, fue detenido en el lugar del suceso.

El político luego fue trasladado a la capital, Seúl, para ser sometido a una operación que duró dos horas, indicó a la prensa Kwon Chil-seung, miembro del partido de Lee. “Se confirmó que tiene lesiones en la vena yugular interna”, afirmó

Lee “está ingresado actualmente en la unidad de cuidados intensivos y se está recuperando”, añadió.

Kwon calificó los hechos como “una grave amenaza para la democracia” y pidió una investigación “exhaustiva”.

Videos difundidos en redes sociales mostraron que el agresor llevaba una corona de papel en la que se leía “Soy Lee Jae-myung”, durante el ataque y posterior detención.

Lee Jae-myung, líder del Partido Demócrata de Corea, de centro izquierda, quedó a menos del 1% en las últimas elecciones presidenciales de 2022. Consiguió el 47,83% frente al 48,56% que alcanzó el triunfador y actual presidente, Yoon Suk-yeol, de 63 años y del derechista Partido del Poder Popular.

Un testigo, Jin Jeong-hwa, declaró a la cadena de televisión YTN que el atacante se acercó a Lee, le dijo que era un seguidor y que quería un autógrafo, de repente, sacó un arma punzocortante y lo apuñaló en el cuello. El testigo afirmó que Lee sangró mucho.

La policía informó que el atacante “usó un cuchillo de 18 centímetros, con un filo de 13 centímetros, que compró por internet”.

El presidente coreano expresó su preocupación por la salud de Lee y ordenó a las autoridades que investigaran el ataque. El gobernante aseguró que no puede ser tolerable un hecho de violencia como el que sufrió su antiguo rival por la presidencia.

Las autoridades surcoreanas presentarán cargos por intento de asesinato contra el atacante, informó la agencia de noticias Yonhap. El agresor dijo a la policía que su intención fue matar a Lee, según la agencia.

Lee, actual diputado y exgobernador de la provincia de Gyeonggi, es una figura que despierta encendidas adhesiones, pero también marcadas críticas. Sus partidarios lo ven como un héroe anti-élite capaz de reformar la política, erradicar la corrupción y resolver la creciente desigualdad económica. Sus críticos lo ven como un populista peligroso que exacerba las divisiones y sataniza a sus oponentes conservadores.

Si bien el líder opositor actualmente no es miembro de la legislatura del país, sus seguidores esperan que se postule en las próximas elecciones generales que tendrán lugar en abril de 2024, y en las presidenciales de 2027.

El presidente surcoreano, Yoon Suk Yeol
El presidente surcoreano, Yoon Suk Yeol

Con orígenes obreros, Lee ganó gran popularidad con su historia de superación, después de haberse recuperado de un accidente en una fábrica donde trabajó cuando era adolescente y después haber incursionado en la política. Durante la campaña presidencial varios escándalos de corrupción complicaron sus opciones, pero sigue siendo un político popular, según las últimas encuestas.

No es la primera vez que el país asiático es testigo de incidentes de violencia política. El predecesor de Lee en el Partido Demócrata, Song Young-gil, fue atacado en la cabeza con un martillo durante un acto electoral para la candidatura presidencial de Lee en 2022. En la misma línea, en 2006, la política conservadora Park Geun-hye, entonces líder de la oposición, fue acuchillada en la cara con un cúter por un hombre. Seis años después, Park ganó las elecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *