El número 1 del mundo perdió con Alex de Miñaur por doble 6-4 en la United Cup y tuvo que ser atendido por el médico en varias oportunidades por un fuerte dolor en su mano derecha

En un giro inesperado para el mundo del tenis Novak Djokovic, número uno del ranking, cayó en el inicio de esta temporada 2024 ante el australiano Alex de Miñaur en los cuartos de final de la United Cup. El serbio, que mostró evidentes signos de dolor en el brazo y la muñeca derecha desde un día antes, no pudo ante la presión del ídolo local, quien recibió el constante apoyo del público en la ciudad de Perth, en un encuentro que culminó con un marcador en sets corridos por doble 6-4.

Esta derrota pone fin a una impresionante serie de 43 victorias consecutivas sobre suelo australiano, que data desde su último tropiezo frente al coreano Hyeon Chung el 15 de enero de 2018 en octavos de final del Australian Open. Durante este encuentro del 2023, Nole se vio afectado por su lesión y sufrió dos quiebres de servicio, uno en cada set, circunstancia que le impidió mantener su habitual nivel competitivo y permitió a De Miñaur y su compatriota Ajla Tomljanovic llevar a Australia a las semifinales del torneo mixto en Sídney.

A raíz del dolor que lo atormentó a lo largo del duelo, las cámaras captaron una queja al aire de Djokovic durante uno de los cambios de lado: “Cuanto más juego, más me duele”. Su próxima meta es poder llegar en plena forma al Australian Open, que se celebra del 14 al 28 de enero, donde defenderá título y buscará su undécima corona. No obstante, Novak tiene programado disputar una exhibición benéfica frente a Stefanos Tsitsipas en la Rod Laver Arena el 11 de este mes. “Me lesioné justo antes del Abierto de Australia las dos últimas veces y pude ganar el título en ambas ocasiones”, afirmó el mejor tenista de la actualidad con el objetivo de enviar tranquilidad a los fanáticos.

La preocupación crece no sólo por la salud del serbio sino también por las pelotas con las que se juegan los partidos. El australiano Nick Kyrgios no tardó en pronunciarse a través de sobre el tema y apuntó a las bolas como causantes de la lesión de su colega. “El cambio de pelotas de cada semana finalmente llegó a la muñeca de Novak. La ATP necesita hacer algo al respecto. Los jugadores sufren todo el tiempo”, redactó. Además, subrayó la importancia de la calidad de los materiales en el bienestar físico de los jugadores: “Las personas que piensan que las pelotas no son un factor lo suficientemente importante como para que un atleta resulte lastimado no tienen ni idea. La carga sobre el codo y la muñeca de un jugador durante la temporada es enorme”.

Los comentarios de Nick hacen eco en una preocupación más amplia dentro del circuito de la ATP por los balones empleadas en los torneos, ya que los jugadores deben adaptarse constantemente a distintas condiciones de juego, lo que puede llevar a un desgaste físico y lesiones. Mientras tanto, el mundo del tenis se mantendrá expectante ante la recuperación de Djokovic y su participación en el Australia Open, un torneo que podría consagrarlo aún más si logra superar esta adversidad.

Del otro lado de la vereda, el gran ganador de la jornada fue Alex de Miñaur. “Es muy especial. Novak es un competidor increíble y lo que ha hecho por el deporte es muy especial. Es surrealista, es increíble y estoy feliz de hacerlo aquí en Perth y Australia. Al final del día, cuando vas contra Novak, solo tienes que ir allí, tratar de divertirte, apoyarte a ti mismo y no importa lo que pase, sigue luchando hasta el final. Era mi día. Me alegro de haber sido capaz de vencerlo. Definitivamente significa mucho”, declaró.

Para entender la dimensión de la victoria, el actual número 12 del planeta se convirtió en el primer jugador australiano en derrotar al N°1 del ranking desde Nick Kyrgios cuando en 2022 venció a Daniil Medvedev en el US Open y el primero en hacerlo en casa desde Mark Philippoussis en 1996 cuando eliminó a Pete Sampras del Abierto de Australia.

En cuanto a Djokovic y su brillante performance en Australia, hay que recordar que desde aquella derrota en 2018 luego ganó todo lo que jugó en el Australian Open 2019, 2020, 2021 y 2023, además de la ATP Cup del 2019 y 2020, sumándole a eso el título que obtuvo en el ATP 250 de Adelaide el año pasado y los dos triunfos previos en la United Cup en curso sobre Zhizhen Zhang de China y Jiri Lehecka de República Checa.

Más allá de estas estadísticas en Australia, Nole registró apenas siete derrotas en el 2023: ante Jannik Sinner en las finales de la Copa Davis, frente al propio Sinnner en el Round Robin del ATP Finals que luego conquistó, contra Carlos Alcaraz en la definición de Wimbledon, ante Holger Rune en cuartos de final del Masters 1000 de Roma, vs. Dusan Lajovic en cuartos del ATP 250 de Banja, contra Lorenzo Mussetti en tercera ronda del Masters 1000 de Montecarlo y en semifinales del ATP 500 de Dubai frente a Daniil Medvedev.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *