En un hito histórico para Bolivia, fuerzas especiales de seguridad descubrieron y confiscaron la mayor carga de cocaína jamás incautada en el país. La operación, llevada a cabo en la frontera con Chile, reveló casi 9 toneladas de clorhidrato de cocaína camufladas en tablones de madera destinados a Europa y valuadas en más de 526 millones de dólares. Aunque el operativo ocurrió el 30 de diciembre, su anuncio se retrasó para no obstaculizar las investigaciones. Cuatro presuntos narcotraficantes fueron detenidos, pero la conexión con alguna organización criminal aún es desconocida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *