En Brasil se cumple un año del asalto a las principales instituciones del Estado. Doce meses después, hay 30 condenados y la justicia sigue investigación el papel de Bolsonaro en este asalto. El Congreso brasileño ha acogido el acto principal en el primer aniversario del asalto al parlamento, el palacio de Planalto y la Corte Suprema. Un evento impulsado por Lula al que han asistido las principales autoridades del estado, en el que se han mostrado vídeos de jueces y políticos en defensa de la democracia. La justicia sigue investigando la implicación del expresidente Bolsonaro -inhabilitado hasta 2030- en el intento de golpe de Estado, Mientras la policía ha anunciado hoy nuevas operaciones para rastrear a los financiadores de la insurrección. Una treintena de personas han sido condenadas a penas de hasta 17 años de prisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *