La Administración Federal de Aviación (FAA) solicitó “una inspección inmediata de algunos aviones Boeing 737 MAX 9 antes de que puedan volver a volar”, indicó la agencia en la red social X.

La agencia reguladora informó que esta directiva afecta a cerca de 171 aviones en todo el mundo y que cada inspección tomará entre cuatro y ocho horas.

Alaska y United Airlines son las aerolíneas que tienen un mayor número de MAX 9. Otras aerolíneas como Icelandair, Turkish Airlines, Aeromexico y Copa tienen flotas más pequeñas de estas aeronaves.

El vuelo 1282 de Alaska Airlines despegó de Portland, en la costa oeste de Estados Unidos, el viernes y cuando estaba en el aire una de las ventanillas explotó y la cabina perdió presión.

El incidente ocurrido a las 17H00 locales obligó al avión que trasladaba a 177 pasajeros a retornar al aeropuerto.

Imágenes publicadas en las redes sociales mostraron una ventanilla desprendida y máscaras de oxígeno colgando del techo del aparato.

Kyle Rinker, un pasajero del vuelo afectado por el incidente, relató a la cadena CNN que la ventanilla estalló justo después del despegue.

Otra pasajera, Vi Nguyen dijo al The New York Times que se despertó con un estruendo.

“Abrí los ojos y lo primero que vi fue la mascarilla de oxígeno justo delante mio”, contó Nguyen al periódico estadounidense. “Miré a la izquierda y el panel lateral del avión había desaparecido”, explicó.

Según el sitio web FlightAware, el Boeing 737 Max 9 despegó a las 17H07, rumbo a Ontario, y regresó al aeropuerto de Portland unos veinte minutos más tarde.

El avión fue certificado en octubre, según los registros de la FAA disponibles en línea.

Boeing ha entregado hasta la fecha unos 218 aviones 737 MAX 9 en todo el mundo, informó la compañía a la AFP.

“La seguridad es nuestra máxima prioridad y lamentamos profundamente el impacto que este suceso ha tenido en nuestros clientes y sus pasajeros”, dijo Boeing en un comunicado.

“Un equipo técnico de Boeing está apoyando la investigación” de las autoridades sobre el suceso, añadió.

Varias aerolíneas afectadas

Alaska Airlines, que inmovilizó todos sus aviones de ese modelo, informó el sábado que más de una cuarta parte de su flota Max 9 ya fue inspeccionada, sin que se reportaran irregularidades.

United Airlines, que tiene la mayor flota del mundo de 737 MAX 9, indicó que dejó en tierra 46 aviones y que 33 ya fueron revisados.

Aeroméxico dejó en tierra todas sus aeronaves de ese modelo y Copa Airlines anunció que inmovilizó 21 aparatos.

Turkish Airlines anunció el domingo que dejó en tierra cinco aeronaves de su flota.

Icelandair afirmó que ninguno de sus 737 MAX 9 presenta la configuración de avión especificada en la orden de inmovilización de la FAA.

Los aviones 737 MAX de Boeing estuvieron en tierra en todo el mundo tras una prohibición después de dos accidentes del MAX 8 en 2018 y 2019 que dejaron 346 muertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *