El presidente francés, Emmanuel Macron, ha designado a Gabriel Attal, hasta ahora ministro de Educación, como nuevo primer ministro. Attal, de 34 años, será el primer ministro más joven de la Quinta República y el primero en declararse abiertamente gay. Sustituirá a Élisabeth Borne, quien anunció su dimisión este pasado lunes. 

Se espera que en las próximas horas el nuevo primer ministro anuncie el nuevo Ejecutivo. 

Con el cambio, Macron busca pasar página tras la polémica reforma migratoria y dar un nuevo impulso a su segundo mandato, antes de las elecciones al Parlamento Europeo y los Juegos Olímpicos de París que se celebran este verano.

Attal anuncia “tres grandes ejes” para “transformar” la economía francesa

En sus palabras durante el traspaso de poderes, Attal ha comenzado su discurso asegurando que la educación estará en el centro de sus prioridades. “La educación es la madre de nuestras batallas, la que debe estar en el centro de nuestras prioridades y a la que, como primer ministro, daré todos los medios de acción necesarios para su éxito“, ha asegurado desde el palacete de Matignon, residencia oficial del primer ministro de Francia.

“Será una de mis prioridades absolutas en mi actuación como jefe de Gobierno. Desde este punto de vista, habrá una forma de continuidad”, ha recalcado.
Además, el nuevo primer ministro de Francia ha fijado “tres grandes ejes” para “transformar nuestra economía” con el objetivo de “liberar el potencial francés”.

“Primero, la prioridad que se le da al trabajo. Siempre debe valorarse mejor trabajar que no trabajar, mientras que la inflación sigue pesando sobre la vida de los franceses. Por ello, es el segundo acto de la liberación de nuestra economía, en particular con la drástica simplificación de la vida de nuestras empresas y empresarios. Finalmente, esta es la acción decidida que debemos tomar en favor de nuestra juventud cuyo talento está esperando ser manifestado”, ha añadido.

Attal ha abogado por “el control de nuestro destino” y ha señalado que ve su nombramiento como un símbolo de “audacia”.

Popular y fiel a Macron 

Attal, exmilitante socialista y considerado uno de los más fieles colaboradores del presidente, es el más popular miembro del actual Gobierno, y se hizo un nombre como portavoz gubernamental durante la pandemia. 

Había militado en el PSF y había sido concejal cuando en 2017 fue elegido diputado por el partido En Marche!, fundado por Macron. En 2018 fue nombrado secretario de Estado de Educación y Juventud en el primer gobierno del nuevo presidente; más tarde, en 2020, fue su portavoz y en 2022 viceministro de Hacienda. El pasado año pasó a dirigir el Ministerio de Educación. 

“Sé que puedo contar con tu energía y su compromiso para implementar el proyecto de rearme y regeneración que anuncié”, ha escrito el presidente francés en X (antes Twitter), dirigiéndose a Attal. “Fiel al espíritu de 2017: superación y audacia”, ha añadido.

Attal será el cuarto jefe de Gobierno de la etapa de Macron: dos en el primer mandato, Edouard Philippe (2017-2020) y Jean Castex (2020-2022); y Élisabeth Borne en este segundo mandato. 

Las encuestas para las elecciones europeas muestran que el partido de Macron va por detrás de la ultraderecha de Marine Le Pen por 8-10 puntos porcentuales.

La oposición critica a Attal y destaca el continuismo

Le Pen ya ha dicho que los franceses “no pueden esperar nada” del nuevo primer ministro. 

Por su parte, el líder de La Francia Insumisa (izquierda), Jean-Luc Mélenchon, ha considerado que “Attal recupera su puesto de portavoz, la función de primer ministro desaparece (…) Desgracia para los pueblos cuyos príncipes son niños”.

El primer secretario del Partido Socialista, Oliver Faure, ha afirmado que “Macron se sucede a sí mismo”.

Éric Ciotti, líder de Los Republicanos (derecha) ha prometido “una oposición responsable” y ha exigido al nuevo Ejecutivo una “acción urgente” y “claridad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *