Los trenes de larga distancia son los más afectados, con apenas un 20 % del servicio en funcionamiento. Algunos pasajeros comprenden la situación, pero para otros, esto supone un gran quebradero de cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *