Calles desoladas, negocios cerrados y el centro de Quito militarizado. Un Ecuador sumido en “estado de guerra” enfrentó este miércoles por tercer día al poder del narco bajo un clima de pánico y hartazgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *