Desde el área de Inmunizaciones indicaron que si bien hay una persistencia del virus, no hay que preocuparse, ya que no se detectó aumento de casos. Recomiendan mantener hábitos de higiene y vacunarse, sobre todo las personas inmunodeprimidas.

El Ministerio de Salud y Deportes continúa con el trabajo de vigilancia epidemiológica de enfermedades respiratorias, entre ellas COVID-19. Además, cuenta con unidades centinelas en hospitales donde se realiza hisopado a quienes presentan síntomas respiratorios.

Iris Aguilar, directora del Programa Provincial de Inmunizaciones, brindó tranquilidad y pidió no alarmarse, ya que no hay un aumento significativo de casos de COVID en Mendoza. “Ante la alerta por lo que sucede en EEUU o Europa, hay que indicar que no se puede comparar con lo que pasa en Mendoza. Casos va a haber siempre, pero la cantidad no es comparable a la que se da en lugares donde están en época invernal”, señaló.

Asimismo, Aguilar indicó que “la clave para disminuir los casos graves es la vacuna, especialmente en los grupos más vulnerables. Los mayores de 65 y los inmunodeprimidos tienen que darse una dosis cada 6 meses, el resto tiene que tener una dosis por año. La mayoría de las personas funcionan en respuesta. Un ejemplo de ello se dio cuando desde los medios empezaron a decir que habían aumentado los casos de COVID, pasamos de poner 50 dosis diarias en la provincia a 200. Esto quiere decir que, a medida que escuchamos que aumenta, vamos y vacunamos. La idea es no esperar y tener el esquema de vacunación al día, hacerlo como algo de rutina”.

Por otra parte, la responsable de Inmunizaciones recalcó que los cuidados son fundamentales. En este sentido, recomienda continuar con buenas prácticas de higiene, como lavarse las manos, ventilar los espacios, no automedicarse y consultar al médico.

Por último, Iris Aguilar, subrayó: “Vamos a seguir insistiendo en la vacunación. El propio ministro habló de la vigilancia epidemiológica y, en base a los cambios, se harán los alertas y se reevaluarán las medidas. Por el momento, la vacuna está disponible, pero lo que tenemos que hacer es tomar conciencia y procurar que se vacunen las personas de grupos vulnerable que conocemos”.

En Mendoza se registraron 65 casos positivos en lo que va de enero, pero los casos nuevos no se traducen en cuadros de gravedad.

Érica Negri, de la Dirección de Epidemiología, explicó que el Ministerio de Salud y Deportes cuenta con “unidades de monitoreo ambulatorio en los hospitales Carrillo, Lencinas, Lagomaggiore y Notti. Allí se realiza un test a los pacientes con enfermedades respiratorias, y se les toma una muestra para la búsqueda de virus y determinar cuáles son los virus que circulan en la provincia. Bajo ese contexto, durante la última semana, se registró un leve aumento de casos en estas unidades ambulatorias, pero en el registro total de la provincia el número se mantiene estable”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *