Mareas sin precedentes que causan fuertes inundaciones se registran al noreste de Estados Unidos. Riesgos de heladas y nevadas sorprenden al sur del país, al tiempo que decenas de miles de vuelos son cancelados a lo largo de la nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *