El aumento de los precios es la principal preocupación de los argentinos, situación que se profundizó luego de que en el primer mes del nuevo Gobierno la inflación superó el 25%

El apoyo a Milei cayó significativamente en las clases bajas, con un -19, sector que fue clave en su triunfo. En el gran Buenos Aires ya es más la desaprobación que el respaldo. En el interior aún está por encima del 60%.
El apoyo a Milei cayó significativamente en las clases bajas, con un -19, sector que fue clave en su triunfo. En el gran Buenos Aires ya es más la desaprobación que el respaldo. En el interior aún está por encima del 60%.Pixabay

A poco más de haber asumido, la “luna de miel” entre el presidente Javier Milei y los argentinos ya muestra signos de desgaste. El factor principal es la situación económica, con fuerte pérdida del poder adquisitivo, ya que la mitad asegura que no llega a fin de mes con su salario, y las bajas expectativas de que el escenario mejore en al menos los próximos 2 años. Además, la mayoría cree que el ajuste recayó fundamentalmente sobre las clases media y baja, y que “la casta”, finalmente, no lo sufrió.

Así lo reflejan las últimas encuestas que circulan por estos días, en las que se analiza la imagen y la aprobación del gobierno de Milei, y el impacto que tuvieron la firma del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) y la denominada ley ómnibus, que apuntan a la desregulación de la economía con foco especial sobre la liberación de precios y menores controles.Informate más

El aumento de los precios es la principal preocupación de los argentinos, situación que se profundizó luego de que en el primer mes del nuevo Gobierno la inflación superó el 25%. Según las respuestas que recogió la consultora Poliarquía, más de la mitad de los encuestados asegura que no llega a fin de mes, y otro 41% dice que lo hace “con lo justo”. Solo el 9% afirma que puede ahorrar.

Asimismo, otro estudio de la consultora Analogías sostiene que son más los argentinos que creen que su situación económica estará peor en los próximos dos años. De hecho, más del 46% supone que las paritarias no lograrán compensar la inflación de este año.

Caída del salario en la era Milei

Como prueba de esto, un informe que elaboró el Centro de Investigación y Formación de la República Argentina de la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA) indica que desde diciembre los salarios perdieron más de 20% de poder de compra en un mes.

El reporte indica que “el salario mínimo no escapa a estas tendencias, lo que empeora el bajo valor real que venía teniendo en los últimos años”. Detalla que, durante el gobierno de Mauricio Macri, perdió un 25% de su poder adquisitivo y a ello se sumó una caída adicional del 10% durante el año de mayor impacto de la pandemia, que luego no fue recuperada.

En el mes de diciembre pasado, tras el fuerte aumento en los precios, el salario mínimo se redujo en términos reales en 14,8% en un solo mes. Quedó así en un valor que resulta 25,9% más bajo que el de diciembre de 2019 y 42,9% más bajo que el del mismo mes de 2015.

En tanto, las primeras medidas del flamante Gobierno son percibidas con impacto sobre las clases media y baja, y solo 3 de cada 10 cree que el ajuste le tocó “a la casta”. Hay abrumadora mayoría que ve en los pasos iniciales de la gestión Milei un direccionamiento para beneficiar a las empresas, según la encuesta de Analogías. Sin embargo, las opiniones sobre quién es el verdadero responsable de la inflación están divididas mitad y mitad entre el actual gobierno y el de Alberto Fernández.

Otras preguntas de esa misma encuesta recogen que muchas de las decisiones con las que se quiere avanzar no tienen apoyo mayoritario de la ciudadanía. Por caso, hay oposición al recorte de fondos a la educación, la ciencia, la obra pública y las modificaciones de reforma laboral. Además, más del 60% está en desacuerdo con que cuestiones como los precios de los alimentos y de la energía se paguen a precios internacionales en dólares. Y 6 de cada 10 se opone a dolarizar la economía.

Crece la imagen negativa y baja la aprobación a Javier Milei

Las consecuencias económicas están también erosionando la imagen del Presidente. Las mediciones de Poliarquía hablan de que la aprobación cayó 9 puntos en enero hasta el 58%. Aún, de todos modos, es alta. Pero a la luz de que se vienen más impactos sobre el bolsillo, ese número podría seguir empeorando. La imagen negativa pasó del 28% al 39%. Aunque “significativa pero no extraordinaria”, la consultora analiza que Milei perforó la línea de 60% en pocas semanas, mientras que en los casos de antecesores como Cristina Kirchner (en dos períodos), Mauricio Macri y Alberto Fernández tardaron 3, 4, 6 y 12 meses, respectivamente.

El apoyo a Milei cayó significativamente en las clases bajas, con un -19, sector que fue clave en su triunfo. En el gran Buenos Aires ya es más la desaprobación que el respaldo. En el interior aún está por encima del 60%.

Sin embargo, aún son 58% los que creen que el actual Gobierno puede resolver los problemas del país, pero que aún requiere de más tiempo. Aunque ese número está en caída.

Consultados sobre el DNU y la ley ómnibus, la aprobación en ninguno de los dos casos llega al 40%. Solo un tercio considera que las medidas incluidas en esas normativas son en beneficio del conjunto de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *