De acuerdo con los datos oficiales, la caída interanual ronda el 20% y el fenómeno se repite desde el 2023.

Mendoza desde hace años se ha consolidado como uno de los cinco destinos nacionales más elegidos por los argentinos y extranjeros. La particularidad, a diferencia de otras regiones, es que en la provincia los visitantes arriban a lo largo de todo el año, pero no tanto en el verano.

Este inicio de año y teniendo en cuenta el contexto económico que atraviesa el país, los números no han sido los que las autoridades esperaban, menos aún, lo que los empresarios deseaban para repuntar su economía. Si se compara con el 2023, hay una caída interanual que ronda el 20%.

Pese a la merma, es oportuno aclarar quetambién en el 2023, la caída fue notable: llegó al 36% en la primera quincena del año, comparada con una primera mitad de enero de 2022 en la que hubo 220 mil turistas en Mendoza, lo que fue considerado como “un gran éxito”.

Fuerte golpe para el turismo en Mendoza: cayó 36% la cantidad de visitantes

Del eufórico “gran éxito” de la primera quincena del año pasado, al prudente “buen movimiento” del mismo periodo del 2023. Para empezar a comprender la importante caída en la cantidad de turistas que eligieron a Mendoza, solamente hay que leer con…

Para las autoridades locales, las cifras son aceptables para la época, aunque también reconocieron que “hubo años en los que el arribo de visitantes fue superior”.

Estamos satisfechos con los números logrados, sobre todo, si se tiene en cuenta la situación que afronta el país“, dijo Marcelo Reynoso, director de Calidad y Servicios Turísticos de Mendoza, y agregó que “la proyección para la segunda quincena de enero, incluso, febrero, ronda el 60% o 65% de reservas”.

La proyección para la segunda quincena de enero, incluso, febrero ronda el 60% o 65% de reservas.

Hoteles y restaurantes, con ajustes

La baja de turistas en Mendoza repercute directamente en la economía de la provincia, en especial, en lo que concierne al negocio hotelero y gastronómico.

Desde la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza (Aegha) señalaron que la situación ha sido complicada para todos, pero hay esperanzas con febrero y marzo, ya que se prevé que los número crezcan. Al menos así se proyecta en las reservas.

Realmente los ajustes que se han realizado en los hoteles (sobre todo, los que reciben a turistas nacionales) y restaurantes han sido muy por debajos de la inflación, muy a conciencia para no perder todas las ventas. De modo que, durante la primera quincena de enero, podemos decir que hubo pérdida de rentabilidad en el sector”, expresó Edmundo Day, de Aegha.

Los turistas que arriban a la provincia lo hacen por cuatro o cinco noches, esa es la estadía que prima en los hoteles, en tanto, en las cabañas (ya sea en Potrerillos o San Rafael) el número se reduce a tres noches.

“Lo que observamos es que la gente llega a un destino determinado y trata de no salir con el vehículo para no generar un gasto extra en combustible. En lo concerniente a la gastronomía, lo que se ve es que el turista planifica estrategias, ya sea salteándose comidas o dándose un lujo una sola vez durante su estadía”, dijo Day.

Cuánto cuesta comer en la Ciudad de Mendoza

Salir a almorzar o cenar en cualquier restaurante de Mendoza no es nada barato, de hecho, si se compara la carta local con la de cualquier ciudad balnearia del país encuentra que, la mayoría de los precios, está por encima de la media.

A modo de ejemplo, una pizza especial (con jamón, queso, morrones, huevo y aceituna) de ocho porciones tiene un costo de 8.500 pesos, la de provolone, 9.500 pesos.

Las entradas, muy dejadas de lado para ahorrar, varían según el lugar, pero los que se inclinan por un plato de rabas tienen que disponer entre 6.000 y 9.000 pesos, la porción de papas fritas clásicas desde 3.500 pesos y los bastones de mozzarella desde 3.000 pesos.

Los amantes de las pastas tienen que pensar que el plato cuesta entre 8.000 y 14.000 pesos, dependiendo la salsa y variedad.

Los que optan por platos más sencillos como milanesas con guarnición (papas, puré o ensaladas) tendrán que disponer de unos 8.000 pesos. En tanto, un ojo de bife con ensalada mixta puede encontrarse en 10.500 pesos.

Las gaseosas, aguas saborizadas o el agua con o sin gas tiene un costo de 1.500 pesos la botella de medio litro, en tanto, un vaso de cerveza ronda los 3.000 y 4.000 pesos, según la marca.

Las bodegas, elegidas por extranjeros

Las bodegas son consideradas una salida de lujo. La realizan algunos visitantes nacionales, pero preferentemente, son los extranjeros los que deciden ir a comer, degustar o vivir una experiencia diferente en una de ellas.

Los precios varían de acuerdo con el servicio ofrecido, pero para una visita y degustación hay que pensar desde 7.500 pesos y de ahí para arriba. Algunas ofrecen almuerzos desde los 40 mil pesos. La mayoría ya cobra en dólares.

Imagen de archivo.

Otras permiten a los turistas poder vivir su propia experiencia de cosechar. Para ello tienen que abonar desde 39.000 pesos y, además, acceden a un rico desayuno y unas empanadas. Ahora si además de cosechar quieren almorzar en el lugar el valor asciende a los 110. 000 pesos.

Y, como broche de oro, está la opción que ofrece una reconocida bodega de Beltrán, que consiste en recorrer una finca de viñedos en un auto antiguo. La propuesta se realiza a lo largo de dos kilómetros y ofrece dos paradas con degustación. El costo por persona es de 280.000 pesos por persona.

Una importante bodega de Beltrán ofrece el recorrido por los viñedos en un auto antiguo. El valor de la experiencia es de 280 mil pesos por persona.

Expectativas para la Vendimia

Pese a los números en baja, tanto las autoridades locales como los empresarios anhelan con que en marzo el panorama cambiará con la tradicional Fiesta Nacional de la Vendimia.

La ceremonia más importante de la provincia se realizará entre el 1 y 4 de marzo y según expresó Ricardo Beccaceci, titular de la Cámara de Turismo de Mendoza, “aún no hay un panorama determinado, porque si bien se han confirmado las fechas, falta definir el valor de las entradas y la venta de éstas”.

La Vendimia es una de las fechas elegidas por los turistas para visitar la provincia.

Sin embargo, el empresario recalcó que “la Vendimia es una fiesta que está instalada en el calendario de la provincia”.

La dura negociación del Gobierno para lograr una Fiesta de la Vendimia austera

Faltan menos de dos meses para que mendocinos y turistas disfruten de la Fiesta Nacional de la Vendimia y las autoridades locales están llevando adelante una compleja negociación con los proveedores para lograr una ceremonia austera. A diferencia de otras provincias,…

Cabe aclarar que este año, las autoridades de Cultura han planificado un precio diferencial para los mendocinos, con el objetivo de que muchos más locales puedan acceder a disfrutar de la ceremonia popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *