La ministra de Seguridad y Justicia afirmó que insistirá “con la necesidad de que otras provincias tengan sus laboratorios”. Recordó que fue Alfredo Cornejo quien presentó en el Congreso la normativa legal y señaló que hoy existe “un gran desfasaje de datos entre jurisdicciones”.

El Laboratorio del Registro Forense de Huellas Genéticas Digitalizadas no solo constituye un engranaje fundamental en los procesos de investigación de tipo penal y otros fueros, sino que, desde el inicio de su funcionamiento a la actualidad, se ubica como un centro de referencia e innovación para la investigación a nivel regional, nacional e internacional. De hecho, se ha transformado en el de mayor envergadura en su tipo en Latinoamérica.

En ese marco, la ministra de Seguridad y Justicia, Mercedes Rus, llegó al Laboratorio. Estuvo acompañada por el subsecretario de Justicia, Marcelo D’Agostino; el procurador general de la Corte, Alejandro Gullé, y el director del Registro Provincial de Huellas Genéticas, Miguel Marino.

“Para el Ministerio de Seguridad y Justicia es sumamente importante que Mendoza cuente con este laboratorio que es modelo en Latinoamérica. Es muy valioso disponer de una base tan amplia, que ya logró superar los 80 mil perfiles a fines de 2023 en lo que se refiere a investigación de hechos graves”, detalló la ministra.

Mercedes Rus aseguró que desde la cartera que conduce se viene trabajando en conjunto con el Ministerio Público Fiscal para “ampliar esa base”. De esta manera, dejó en claro que uno de sus objetivos será que “podamos llegar a tener perfiles de más mendocinos y mendocinas con el fin de que esto ayude, no solo en la disuasión y en la prevención en general, sino también en las investigaciones y en los casos puntuales”.

La ministra agregó que se solicitará a la Nación que la tarea del Laboratorio del Registro Forense de Huellas Genéticas Digitalizadas se replique en el resto del país. “Vamos a insistir con la necesidad de que otras provincias tengan sus laboratorios. Lo importante es contar, justamente, con más datos, porque hay muchos delitos que son transfronterizos y muchos victimarios que vienen desde otras provincias o a la inversa”.

Recordó además que el Gobernador Alfredo Cornejo viene trabajando en el tema desde que era legislador nacional. “Presentó varios proyectos en su función legislativa poniendo el eje en la necesidad de contar con un laboratorio a nivel nacional y con interacción de datos de todas las jurisdicciones. Esto es de suma importancia para Mendoza, ya que es lo que nos permitirá nutrirnos de otros perfiles”, indicó.

A modo de ejemplo, Mercedes Rus citó que en la Argentina “el laboratorio que más huellas tiene cuenta con alrededor de 6 mil, mientras que Mendoza ya superó los 80 mil. Es abismal la diferencia en alcance de los perfiles genéticos”. Añadió que el año pasado se lograron casi 300 matchs positivos en causas penales “gracias a la evidencia y al análisis del laboratorio”.

Para finalizar, la ministra Rus garantizó que “se podrá llevar adelante un trabajo más coordinado en la investigación de delitos si más jurisdicciones de la Nación cuentan con sus laboratorios de huella. Esto permitirá estar más conectados a la hora de esclarecer delitos”.

Sobre el trabajo que se viene realizando en el laboratorio

“En el cierre del 2023 tuvimos 70% más de match (cotejo e individualización de las muestras) de lo que habíamos tenido en 2022. Eso se da evidentemente porque tenemos un flujo más aceitado y más rápido en cuanto a la llegada de la muestra de la evidencia del lugar del hecho al análisis de esa causa y al análisis de la muestra en sí”, sostuvo Miguel Marino, y puntualizó que, de este modo, los procedimientos se logran de una manera más rápida y eficiente.

“No tenemos pérdida de tiempo y eso ha redundado en buenos resultados. Hemos superado el 63% de efectividad, lo que significa que el 63% de las muestras que son incorporadas a la base de datos cuentan con un nombre y un apellido. Esto ha sido también muy positivo para el trabajo de las fiscalías, especialmente en lo referido a robos y hurtos”, explicó el doctor en genética y especialista en genética forense.

Asimismo, Marino recalcó que en 2023 Mendoza logró superar a los 80 mil individuos incluidos en la base de datos. En tanto que en el mismo año se obtuvieron 296 match, es decir 70% más que en 2022, cuando el total fue de 171.

El director del Laboratorio se refirió a los beneficios de acortar los plazos en el proceso de análisis de las evidencias para cotejarlas con el ADN de posibles personas responsables de delitos. “Tener a los imputados dentro de la base de datos hace que, a lo sumo en un plazo de diez días, se incorporen evidencias nuevas de un hecho, en el cual un NN deja de ser tal y la causa pasa a tener responsables con nombre y apellido”, aclaró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *