La estación central de Berlín lucía casi vacía el miércoles debido a la huelga de maquinistas alemanes más prolongada de su historia, que paralizará el tráfico durante seis días y costará cientos de millones de euros a la primera economía europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *