Más de 300 brigadistas combaten el incendio que según fuentes oficiales “continúa activo por las condiciones climáticas y hace temer una mayor propagación”.

Dos aviones con capacidad de descarga de 3000 litros de agua cada uno se sumaron al trabajo de apagar las llamas. (Fuente: Télam)
Dos aviones con capacidad de descarga de 3000 litros de agua cada uno se sumaron al trabajo de apagar las llamas.. Imagen: Télam

Más de 250 brigadistas, a quienes en las próximas horas se espera que se sumen otros 93, combaten el incendio que afecta unas 580 hectáreas repartidas entre el Parque Nacional Los Alerces y territorios de Chubut, el cual continúa “activo en todos sus sectores”, se informó hoy oficialmente.

“El incendio en este momento continúa activo en todos sus sectores”, sostuvo el jefe del departamento de Incendios, Comunicaciones y Emergencias (ICE), Mario Cárdenas, quien agregó que están previstos “varios días de trabajo”.

Explicó que los brigadistas se encuentran “trabajando con líneas de herramientas de mano y equipos de agua, más medios aéreos como son dos aviones hidrantes, también dos helicópteros con helibaldes que realizan lanzamientos de agua y un avión observador”.

El Ministerio del Interior, informó en un comunicado que “participan del combate directo del fuego 144 agentes dependientes de las reparticiones que integran el Ministerio del Interior a los que se suman otros 46 del Servicio de Manejo del Fuego de la Provincia de Chubut”.

“Junto a ellos continúan trabajando treinta y cinco brigadistas del Parque Nacional Los Alerces, treinta personas del Servicio Provincial de Manejo del Fuego de Chubut y bomberos voluntarios de Trevelin y Esquel, Gendarmería, Prefectura y Defensa civil de Esquel”, indicaron.

El Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) refuerza el trabajo con dos aviones turbohélices AT-802 con 3.000 litros de capacidad de descarga de agua cada uno, un avión observador Cessna 182, que facilita y mejora la evaluación de los sectores del incendio, dos helicópteros Bell, uno 407 y uno 412, aptos para el trabajo con helibalde y el traslado del personal a zonas de difícil acceso, añadieron. En las próximas horas, se espera que arriben a la zona afectada 53 brigadistas nacionales y 40 brigadistas del Plan Provincial de la Provincia de Córdoba, señaló Interior.

El combate del fuego por la mañana no había podido sumar medios aéreos porque “las condiciones meteorológicas, con atmósfera estable y sin viento, producen un estancamiento del humo sobre el área del incendio”, lo cual “disminuye la visibilidad al mínimo”.

“El humo que está concentrado dentro del valle del lago Futalaufquen, hace que estemos con muy poca visibilidad, así que lo que no se ha podido hacer durante la mañana es el trabajo con los medios aéreos; (los brigadistas) están acá estacionados esperando que el humo se disipe y se pueda empezar a trabajar”, sostuvo más temprano Cárdenas.

El incendio comenzó el jueves por la noche, con dos focos muy próximos uno del otro, en la zona del Arroyo Centinela, a la altura de Bahía Rosales del lago Futalaufquen. La propagación del fuego hizo que ambos se unieran transformándose en un solo incendio que pasó de afectar a 65 hectáreas de monte nativo hasta 580, que continúa expandiéndose. Además de quemar bosque nativo, las llamas afectaron a especies como ñire, laura, caña cohiue, lenga.

El titular del ICE agregó que “se conformó el comando unificado porque el incendio está afectando jurisdicción de Parques Nacionales y de la provincia de Chubut” y, por lo tanto, se armó un comité entre los dos organismos para “comenzar a trabajar con los recursos disponibles de cada uno, más lo que se vaya consiguiendo en lo que venga en los días venideros”.

Cárdenas advirtió que “esto va para largo, va a haber para muchos días” porque “el incendio sigue activo”, aumenta a cada minuto el peligro en torno a un sitio declarado patrimonio mundial por la Unesco en 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *