Como se los acusa de un delito excarcelable, los 30 violentos ya fueron liberados aunque con mayores controles. Por qué el accionar de los agentes motivó un sumario.

Barras de River

Continúan las consecuencias de la violenta pelea entre barrabravas de River en las afueras del estadio Monumental durante el inicio del partido frente a Argentinos Juniors por la Copa de la Liga Profesional. Como se preveía debido a la carátula de la causa, los 30 detenidos identificados con la facción disidente de Ingeniero Budge recuperaron la libertad durante este lunes, pero la historia promete seguir en la Justicia.

Violencia River

La fiscalía de eventos masivos a cargo de Celsa Ramírez continúa investigando lo sucedido como “resistencia a la autoridad y lesiones en riña”, ambos delitos excarcelables. Igual, y si bien sobre todos los violentos ya pesaba el derecho de admisión por lo que se encontraban imposibilitados de ingresar a los estadios, su castigo fue elevado ahora a una “restricción judicial”, lo que les impediría incluso acercarse a los escenarios donde se presente el Millonario.

La especificación de “lesiones en riña”, por su parte, no es casual e implica otro detalle que podría quedar en el centro de la escena en las próximas horas. Ramírez hace hincapié en el enfrentamiento entre dos grupos, no solo el de Budge, al cual llamativamente pertenecían todos y cada uno de los apresados. ¿Y la contraparte?, parece preguntarse la funcionaria con su nueva decisión; abrirle un sumario a la Policía para saber por qué atrapó solamente a los disidentes y a nadie de la barra oficial

Otro punto a aclarar es por qué las fuerzas de seguridad no accionaron previamente cuando tenían el dato de que se venía el cruce y que los de Budge se movían en un colectivo de la línea 28. Puntos a dilucidar en lo que se viene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *