Los trabajadores del campo afirman que la nueva Política Agraria Común, con la reducción de las subvenciones, el aumento vertiginoso de los costes de producción y la competencia desleal de los países extracomunitarios a causa de los acuerdos de libre comercio, está acabando con su sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *