Asociaciones médicas advirtieron que obras sociales y prepagas no han incrementado los honorarios al mismo ritmo que las cuotas y que debitan parte de la consulta que se le cobra a pacientes

Fuerte denuncia de los médicos que trabajan con obras sociales y prepagas.

Fuerte denuncia de los médicos que trabajan con obras sociales y prepagas.

A cinco meses de la implementación de precios por cada consulta médica, por la cual los afiliados a prepagas y obras sociales pagan un plus sobre la cuota mensual, desde la Confederación Médica de la República Argentina (COMRA), alertaron que las gerenciadoras transfieren a los aranceles profesionales menos de la mitad de las subas.

Además, desde el Círculo Médico de Mendoza y de las Asociaciones Médicas denunciaron que las obras sociales presionan a los centros médicos para que les otorguen un porcentaje de esa consulta médica que cobran los galenos a pacientes para compensar la inflación.

La última actualización de la consulta médica fue de $12.000 en febrero.

Médicos asociados en el Círculo Médico de Mendoza denunciaron que las prepagas no destinan lo que corresponde a aranceles luego de aumentos de hasta el 75% a afiliados.

Médicos asociados en el Círculo Médico de Mendoza denunciaron que las prepagas no destinan lo que corresponde a aranceles luego de aumentos de hasta el 75% a afiliados.

Actualmente algunas prepagas están debitando a los centros médicos las consultas que se cobraron con coseguro o bono diferencial compensatorio, además comenzaron los mensajes intimidatorios a muchos prestadores directos que serían desvinculados de no acatar lo que ellos imponen“, dispararon los médicos en un comunicado sobre presiones a las que estarían expuestos.

Por último, afirman que hasta el momento no se encauzó el diálogo con los gerenciadores del sistema para llegar a una mejora de los honorarios profesionales.

La consulta médica se cobra desde septiembre de 2023 a los afiliados de obras sociales, mutuales y prepagas.

La consulta médica se cobra desde septiembre de 2023 a los afiliados de obras sociales, mutuales y prepagas.

El comunicado completo

Es de público conocimiento que, desde finales del 2023, las Asociaciones Médicas de Mendoza (AMM), en conjunto con el Círculo Médico de Mendoza (CMM) y la Confederación Médica de la República Argentina (COMRA), estamos trabajando en pos de recomponer los honorarios de la consulta médica.

Durante años hemos sido presos de un sistema de prepagas que condujo a una fuerte caída del honorario profesional y atrasos insostenibles en sus pagos.

Luego de la medida realizada el 1 de septiembre del 2023 se trabajó en conjunto con la gran mayoría de los centros médicos con el propósito de paliar las condiciones laborales injustas en la que nos encontramos sometidos. El cobro del coseguro permitió una mejora parcial del valor de la consulta.

Hasta el momento, no se consiguió una completa apertura al diálogo con las empresas de medicina privada, ni tuvimos respuesta satisfactoria a estos reclamos que toda la sociedad legitimó con su acompañamiento. Actualmente algunas prepagas están debitando a los centros médicos las consultas que se cobraron con coseguro o bono diferencial compensatorio, además comenzaron los mensajes intimidatorios a muchos prestadores directos que serían desvinculados de no acatar lo que ellos imponen.

Paralelamente estos financiadores de salud siguen aumentado las cuotas a los afiliados de manera exponencial, pero sin traslado de estos aumentos a los honorarios médicos. A modo de ejemplo, durante el mes de enero y febrero las prepagas aumentan en promedio un 75% el valor de sus cuotas, pero sólo trasladan menos de la mitad de los honorarios profesionales, incrementos que recibiremos a partir de abril-mayo. Seguimos siendo la variable de ajuste del sistema.

El propósito de estos párrafos es informar a nuestros pacientes la delicada situación que seguimos enfrentando día a día, sin dejar de lado que continuamos dispuestos a encontrar la mejor solución a este conflicto. También dejar en claro que de continuar los débitos y las comunicaciones amenazantes, nos veremos en la necesidad de desconocer nuevamente a las órdenes de las prepagas como formas de pago.

Esperamos que los financiadores escuchen en esta oportunidad y entiendan que la solución pasa por el diálogo de las partes involucradas en la atención de la salud privada de nuestra provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *