Sin el subsidio nacional que cubría el 10% del costo del sistema de transporte público, el gobernador y su equipo pusieron la lupa en cada gasto antes de la audiencia pública que se hará en breve para volver a subir el boleto de micro

En el Gobierno ya revisan cada uno de los gastos del sistema de transporte para ver cómo cubrir la caída del subsidio nacional. Pondrán la lupa en el sistema de gratuidades.

En el Gobierno ya revisan cada uno de los gastos del sistema de transporte para ver cómo cubrir la caída del subsidio nacional. Pondrán la lupa en el sistema de gratuidades.

La eliminación del subsidio nacional al transporte fue la gota que rebalsó el vaso. El gobierno mendocino ya venía advirtiendo que el precio del boleto de micro que desde el 1 de este mes es de $200 no alcanzaba para costear los gastos del sistema que habían crecido enormemente con las devaluaciones y la suba del combustible, y ahora sin los fondos nacionales el panorama se agrava aún más.

Tanto es así que el mismo gobernador Alfredo Cornejo calificó la medida del presidente Milei como “ridícula y tonta” y remarcó que castiga sobre todo al interior del país, ya que al AMBA no se le eliminó el subsidio, sino que sólo se redujo.

Por eso en la Dirección de Transporte, que depende del Ministerio de Gobierno, ya revisan cada uno de los gastos del sistema para ver qué se pude recortar y qué se podría modificar para amortiguar aquella caída del subsidio. Ya descuentan que el precio no podría mantenerse tal como está, pero a la par pondrán la lupa en el sistema de gratuidades que sostiene desde hace años el sistema mendocino.

En Mendoza hay un enorme sistema de gratuidades del boleto de micro que beneficia por ejemplo a docentes, policías, bomberos, ancianos mayores de 70 años y discapacitados.

En Mendoza hay un enorme sistema de gratuidades del boleto de micro que beneficia por ejemplo a docentes, policías, bomberos, ancianos mayores de 70 años y discapacitados.

Toda esa evaluación es lo que llevarán a la audiencia pública que podría concretarse a fin de mes o en marzo, cuando se vuelva a discutir la tarifa de micro en la provincia.

“En principio la idea no es eliminar las gratuidades, sino revisar que se usen eficientemente”, cuentan escuetamente desde el Gobierno, adelantando que van a ser más rigurosos con la utilización de esos beneficios que hoy tienen docentes, celadores, ancianos mayores de 70 años, discapacitados, policías y bomberos, cuyo descuento es del 100% del costo del boleto.

Pero también pondrán la lupa en que se utilicen con la misma eficiencia los abonos de descuentos para alumnos primarios, secundarios y universitarios que rondan entre el 50% y el 60% de descuento.

Los gastos que impactan en el boleto del micro

Pese a que el boleto de micro subió el 1 de febrero a $200, en el Gobierno ya blanquearon que con ese monto no alcanza para sostener el incremento de gastos que se les disparó en los últimos meses

El propio subsecretario de Transporte local, Luis Borrego, dijo días atrás en declaraciones a la prensa que “constantemente se está revisando” el precio. El encarecimiento de los combustibles en los últimos tres meses, y de los insumos en general, son algunas de las causas que explican el desfase y la necesidad de ajustar valores.

Si bien el subsidio nacional supone el 10% del costo del sistema de transporte, su caída afecta porque en el Gobierno ya lo tenían previsto cuando se calculó el Presupuesto 2024 y ahora habrá que salir a ver cómo se lo cubre.

Pero eso no es todo. “El problema es la suba de los costos, más del 75% combustible, duplicación del dólar oficial, paritarias cada dos meses en el sector”, apuntan desde Casa de Gobierno y remarcan además que la tarifa actual de $200, “está calculada con costos de agosto del año pasado, antes de la devaluación que hizo Massa y antes de la de Milei”, dicen por lo bajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *