Alambradas, toneladas de hormigón y toda clase de barricadas para frenar las protestas agrarias crearon un masivo despliegue policial que paralizó este martes los principales accesos de Nueva Delhi, donde reina una calma tensa, después de que la multitudinaria marcha de agricultores fuera detenida en los estados vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *