Los riesgos de FaceApp: en EEUU quieren que la investigue el FBI

Además de por famosos, ha sido usada por millones de personas comunes y es actualmente la aplicación gratuita más descargada en Google Play, con más de 100 millones de usuarios.
Lionel Messi

Lionel Messi, una de las tantas celebridades alcanzadas por el filtro de FaceApp.

La popular aplicación FaceApp, creada en Rusia y que permite a los usuarios estimar cómo se verán a medida que envejecen, es objeto de controversia en Estados Unidos, donde un senador pidió al FBI investigar sus potenciales riesgos para la “seguridad nacional y la privacidad”.

Muy popular entre los famosos, la aplicación emplea inteligencia artificial para modificar fotos de los usuarios, añadiendo arrugas o eliminando años de sus rostros. El cantante Drake, la rapera Cardi B o el campeón de la NBA Stephen Curry la han usado y han compartido imágenes pasadas por su filtro de envejecimiento.

Pero el senador Chuck Schumer, jefe de la minoría demócrata en el Senado, pidió el miércoles al FBI y al FTC, el organismo de protección del consumidor en Estados Unidos, que “investigue los riesgos para la seguridad nacional y la privacidad” de las personas, en relación con FaceApp.

Además de por famosos, ha sido usada por millones de personas comunes y es actualmente la aplicación gratuita más descargada en Google Play, con más de 100 millones de usuarios.

“La ubicación de FaceApp en Rusia plantea interrogantes sobre cómo y cuándo la compañía puede proveer datos de ciudadanos estadounidenses a terceras partes, incluyendo potencialmente a gobiernos extranjeros”, indicó el senador de Nueva York en su carta al FBI.

“Sería profundamente preocupante si información personal sensible de ciudadanos estadounidenses fuera entregada a algún poder extranjero activamente involucrado en ciberhostilidades contra Estados Unidos”, añadió.

FaceApp fue lanzada hace dos años, pero se hizo viral recientemente luego de que las fotos de famosos retocadas con su filtro de envejecimiento inundaran las redes sociales.

Su empresa desarrolladora, Wireless Lab, fue fundada en San Petersburgo (noroeste de Rusia) y actualmente está instalada en el “hub” tecnológico de Skolkovo (cerca de Moscú), lo que ha generado preocupación también entre otros miembros del Partido Demócrata en Estados Unidos.

El diario The Washington Post reportó que el Comité Nacional Demócrata llamó a los candidatos en campaña para las primarias presidenciales previas a la elección de 2020 a “borrar la aplicación inmediatamente”.

El partido es especialmente sensible a cualquier posibilidad de vigilancia o espionaje relacionado con Moscú después de que algunos demócratas fueran objeto de ataques de hackers rusos durante la campaña presidencial de 2016.

Los miedos al ciberespionaje han florecido en los últimos años, entre los temores de las autoridades a que gobiernos extranjeros tengan acceso y puedan potencialmente usar de manera inapropiada información personal de millones de estadounidenses.

Esta no es la primera controversia para FaceApp. Poco después de su lanzamiento, un filtro “hot” (sexy) que automáticamente aclaraba el rostro de los usuarios desató acusaciones de racismo.

Además, los desarrolladores de la aplicación debieron remover ese mismo año una herramienta que permitía a los usuarios cambiar su origen racial.

La semana pasada, Goncharov comentó sobre el éxito viral de su aplicación en una inusual publicación en Facebook: “¿Conquistar Instagram y WhatsApp una vez más? Una pequeña cosa, pero se siente bien”, escribió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *