Más de 5.300 empresas locales pidieron ayuda para pagar sueldos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1588894527623Comercios%20cerrados%20-%20coronavirus%20(2).jpg

Fuente El Sol Diario

Forman parte de los sectores turismo, hotelería, gastronomía, metalúrgica, bodegas y madera.

El gobierno nacional comenzó a hacer las liquidaciones del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), a partir del cual paga el 50% del salario de los trabajadores, cuyas empresas tienen dificultades de hacerlo por la crisis económica del coronavirus.

En la provincia se han tramitado 5.365 ATP, correspondientes al rubro del turismo, la hotelería, la gastronomía, madera, metalúrgica, industria y bodegas. Pero se estima que este número es mayor porque la situación es dinámica y se están ampliando los sectores.

En la mayoría de los casos, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) otorgó estos paliativos, a partir de los cuales el empleador paga una parte del salario y el resto es afrontado por la Nación, teniendo en cuenta que no se afectan las cargas patronales.

El jefe a cargo del despacho de la Agencia Territorial Mendoza, Miguel Cerutti, indicó que si bien los datos los centraliza la Nación, en el Ministerio de Trabajo, con los días se van agregando nuevos rubros.

“El comercio, las bodegas, las estaciones de servicio, son las más recientes y se están contemplando todas las situaciones, incluso, aquellos que no pueden pagar el porcentaje estipulado porque no cuentan con los recursos que habían calculado al momento de los acuerdos”, indicó el funcionario.

Uno de los sectores más golpeados por la pandemia del coronavirus y las consecuencias del aislamiento social es el sector gastronómico y hotelero. Según datos de la asociación que agrupa a las empresas del rubro, unas 4.500 firmas recurrieron a esta herramienta para cubrir los salarios y un 60% de los solicitantes accedió a la ayuda.

Las pequeñas y medianas empresas dedicadas a la venta de paquetes turísticos también realizaron los trámites para acceder a estos aportes. Unas 85 pymes lograron ser beneficiadas.

En el caso de las bodegas –que se agregaron recientemente-, unas 100 realizaron las solicitudes formales.

La caída en la actividad petrolera repercutió en la metalúrgica, otro sector representativo en Mendoza, cuyas empresas también buscaron ser alcanzadas por este subsidio.

De acuerdo con datos de la  Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza (ASINMET), unas 350 firmas presentaron la documentación ante la AFIP y la mitad consiguió ser contemplada.

Los solicitantes deben demostrar una caída en la actividad interanual, que justifique la ayuda estatal.

El impacto de la pandemia del coronavirus, también movilizó a las empresas que están en la Asociación de Empresarios de la Rodríguez Peña (ADEPRE).

La presidente de la entidad, Gloria Magnaghi resaltó que al menos unas 15 empresas asociadas pidieron estos aportes, entre las que destacó, Andesmar, Jet Pack, New Panel, Verallia, entre otros.

La madera pidió el aporte y quiere volver a trabajar

El titular de la Asociación de Madereros y Afines de Mendoza (Adema), Sergio Videla, reconoció que desde su sector también se echó mano a este recurso y unas 300 pymes lo requirieron.

«Sabemos que en un 60% de los asociados lo están cobrando, es una ayuda, pero lo que nosotros ahora estamos impulsando es un protocolo para abrir show rooms de muebles y volver a activar esta parte de la industria y estamos muy esperanzados en lograrlo», profundizó el empresario.

Las claves del ATP

  • El programa ampara a 3,5 millones de trabajadores y 420 empleadores del país.
  • La asignación representa el 50% del salario del trabajador, el resto lo debe cubrir el empleador.
  • El monto no podrá ser inferior al valor de un salario mínimo, vital y móvil que está en el orden de $16.875 ni superar dos salarios mínimos, vitales y móviles es decir $33.750. Tampoco podrán exceder el total del salario neto correspondiente a ese mes.
  • Los empleadores podrán acceder a la ayuda tras demostrar una caída de su facturación. También podrán incluirse a este beneficio las actividades esenciales.
  • Por: Melisa Stopanskyredaccion@elsoldiario.com.ar@melisastopansky

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *