El regreso del torneo en Costa Rica,cómo es volver a jugar en la «Nueva Normalidad»

Facundo Zabala y Hernán Fener son dos de los futbolistas argentinos que pudieron disfrutar de la reanudación en Costa Rica, la primera liga que retomó su actividad en el continente.

ejos de los flashes, los lujos y el glamour de la Bundesliga alemana, que el fin de semana pasado se convirtió en la primera de las denominadas ligas «grandes» del mundo en reanudar su actividad tras la pandemia de coronavirus, Costa Rica también dio la nota en los últimos días y sacó chapa de ser el primer país del continente en retomar la práctica profesional de fútbol de Primera División (sin contar a su vecina Nicaragua, en donde nunca se dejó de jugar).

Los «apenas» 10 muertos y 897 casos confirmados (hasta el miércoles 20 de mayo) en el país fueron claves para la decisión del Ministerio de Salud de Costa Rica de autorizar el regreso del fútbol de Primera División, que tuvo entre miércoles y jueves la realización de la 16° fecha del Clausura de la Liga Promerica, compuesto por 12 equipos y cuyo único líder es el Deportivo Saprissa.

Si bien en Argentina aún aparece muy lejana en el horizonte la chance de que los equipos al menos puedan volver a entrenar con «normalidad», en Costa Rica sí hay futbolistas argentinos que ya están defendiendo sus respectivas camisetas. Al igual que Lucas Alario, Exequiel Palacios y Nicolás González en Alemania, entre otros jugadores, Facundo Zabala y Hernán Fener se convirtieron en las últimas horas en dos de los nuevos «privilegiados» que pudieron volver a jugar al fútbol.

«El parate acá golpeó mucho. El fútbol es un entretenimiento muy grande, hay mucha pasión. A la gente le pegó la suspensión», comenta en diálogo con minutouno.com Zabala, lateral izquierdo de la Liga Deportiva Alajuelense, equipo que en el regreso venció por 2 a 0 al Sport Cartaginés y se mantuvo como escolta del puntero.

El defensor de 21 años, surgido en Rosario Central y que juega desde el año pasado en el fútbol «tico», relató cómo vivió los 90 minutos que marcaron su vuelta al fútbol y admitió: «Se notó un poquito la falta de ritmo y la ansiedad de poder jugar. En mi caso fueron los primeros 30 minutos del partido, después va volviendo todo a la normalidad».

Al igual que los jugadores del fútbol argentino, Zabala contó también que el plantel del Alajuelense se mantuvo activo mediante la aplicación Zoom hasta que de a poco les fueron permitiendo entrenar en grupos, tal como están haciendo los principales equipos de poderosas ligas como la de España o Italia.

«Al principio entrenábamos en grupos de a 7 en diferentes lugares, por turnos. Hasta que dieron el permiso y pudimos entrenar todos juntos», agrega Zabala, que desde los 6 a los 20 militó en Central y que está teniendo su primera experiencia futbolística fuera de Argentina.

VOLVER CON GOL

Un día después, y quizás con otras aspiraciones que su compatriota Zabala, ya que su equipo, Universitarios de Costa Rica, pelea en los últimos puestos de la tabla, le llegó el turno a Hernán Fener, delantero de 29 años con gran recorrido en el Ascenso argentino (jugó en Berazategui, Luján y Dock Sud, además de Cerro Largo de Uruguay y Cartaginés también en Costa Rica), que no desaprovechó su chance y convirtió, de penal, el tanto que rompió el cero en el duelo ante Santos de Guápiles (luego su equipo terminó cayendo 1-3).

«La suspensión del torneo nos tomó a todos por sorpresa. Nadie pensó que se iba a agravar tanto esta situación. Gracias a Dios el país no está tan afectado como el resto y ésa fue la clave para que se pueda volver a jugar», contó Fener, quien en suelo costarricense ya tiene un nombre ganado gracias a su gran paso por el Cartaginés entre 2016 y 2019.

EL PROTOCOLO PARA EL REGRESO

Tanto Zabala como Fener cuentan que recién luego de entrenarse varias semanas vía Zoom con los preparadores físicos de sus respectivos clubes les permitieron regresar a las prácticas con sus compañeros, primero de a grupos y por turnos.

Pero además hay varias medidas a seguir que ellos deben cumplir a rajatabla en este regreso a la actividad. «Nos tenemos que lavar las manos antes y después de cada entrenamiento, nos toman la temperatura, tenemos que ir cambiados y podemos estar 10 minutos máximo adentro del vestuario», cuenta Fener.

Fuente:Minuto1.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *