Aguinaldos, en duda por el impacto de la crisis en industrias y comercios

Empresarios advierten sobre las dificultades para pagar sueldos de mayo y el complementario. Gremios piden discusiones por sector.
Aguinaldos, en duda por el impacto de la crisis en industrias y comercios
Muchas empresas no saben cómo ni cuándo van a terminar de pagar mayo y ya han adelantado que, en este contexto, ven aún más difícil poder liquidar el aguinaldo. Es que un número importante de sueldos ha sido pagado en parte gracias al aporte del Estado nacional, subsidio que se irá reduciendo. Y si bien diversos rubros han retomado la actividad, aseguran que los ingresos no superan el 40% de los pre pandemia.

Mauricio Badaloni, presidente de la Unión Industrial de Mendoza (UIM), señaló que la situación es compleja porque el gobierno nacional ha anunciado que los ATP (Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción) se van a ir reduciendo ya que hay actividades que se van reactivando.

Sin embargo, las industrias que han retomado su producción no llegan a 45% de la actividad que tenían en diciembre o enero. De ahí que ya pagar los salarios les está resultando complicado. En este sentido, mencionó que hay encuestas que muestran que un 30% de las empresas no podrá pagar el aguinaldo, 50% podrá hacerlo pero en cuotas y un 20% no estará en condiciones de pagar.

“Creemos que es un absurdo estar hablando de pagar aguinaldo sin poder cumplir con el sueldo como corresponde”, planteó Badaloni. Y agregó que además hay contribuciones, facturas de servicios públicos, refinanciaciones con los bancos e impuestos que no se están abonando y habrá que cancelar más adelante.

El titular de la UIM reconoció que la situación no es homogénea, ya que el turismo no está generando ingresos, mientras la industria alimentaria puede tener alguna alternativa.

“Si ya es difícil pagar los sueldos, el aguinaldo es una utopía en muchos casos”, manifestó en una línea similar Federico Pagano, presidente del Consejo Empresario Mendocino (CEM). En su opinión, sería positivo que el gobierno definiera un marco para negociar el pago del aguinaldo, que dé previsibilidad tanto a las empresas como a los empleados.

Otra opción, indicó, sería que se permitiera el pago en seis cuotas en lo que queda del año. Y estimó que los mismos gobiernos nacional y provincial, que están desfinanciados, podrían marcar el rumbo si proponen una medida de este tipo para los empleados estatales. De todos modos, resaltó que aquellas empresas que están en condiciones de pagar, no deberían aprovechar la oportunidad para “financiarse barato” con los salarios de sus empleados.

Pagano planteó que la mayoría de las empresas están en dificultades y resaltó que los que aún no están en problemas podrían estarlo ya que no se avizora una rápida recuperación.

El vicepresidente de la Federación Económica de Mendoza, Adolfo Brennan, explicó que ya hay dificultades con el pago de los sueldos de mayo y que las empresas que reciben el ATP están viendo cómo hacen para pagar la diferencia. Es que si bien en la provincia se han ido habilitando diversas actividades, las ventas rozan el 25 a 30% de lo acostumbrado. Por eso, consideró que tiene esperanza de que se flexibilice un poco el pago del aguinaldo y/o se defina alguna ayuda.

Es que pese a que los empleadores están en dificultades, también reconoció que si la gente no tiene ingresos no hay consumo y se complica toda la cadena. “Vamos paso a paso. Primero tenemos que pagar los sueldos esta semana y ver cómo siguen las cosas después”, lanzó. Y adelantó que están a la expectativa de que surja alguna propuesta desde el sector sindical. 

Diferencias

“No estamos de acuerdo con una medida generalizada porque no todas las empresas están en la misma situación. Hay algunas que han trabajado durante la cuarentena y a otras en este tiempo les ha ido muy bien. Con esa iniciativa no le daríamos la oportunidad a quienes puedan pagar el aguinaldo de una sola vez que lo hagan. Las situaciones particulares las tendrían que decidir en conjunto las empresas y los gremios”, planteó el secretario adjunto de la CGT, Oscar Arancibia, sobre un posible pago en cuotas del aguinaldo.

En la misma línea, Sergio Giménez, titular de la Bancaria Mendoza, subrayó: “Hay que garantizar el pago del aguinaldo en dos cuotas como fue concebido inicialmente, independientemente de la situación transitoria y de crisis que se vive”. Aunque agregó que, en todo caso, cada sector debería analizar las particularidades entre empresarios y sindicatos.

Giménez planteó que las empresas que realizan actividades que fueron declaradas esenciales no vieron discontinuada su tarea, por lo que a esos trabajadores se les debería pagar el aguinaldo como está establecido por ley. Y subrayó que algunas, por su “espalda”, lo pueden hacer, como por ejemplo la actividad financiera.

En cambio, consideró que las que están en crisis deberían suscribir un acuerdo con el sindicato para pagar el medio aguinaldo en una determinada cantidad de cuotas.

El freno a la paritaria alerta a los estatales

Paritarias y aguinaldo marcan la agenda sindical. En la dirigencia empresarial, aunque en buen diálogo con la CGT, hay dudas sobre la posibilidad de cumplir con el medio aguinaldo y buscan la extensión de los programas de rescate oficial al sector privado. Mientras, los estatales entraron en alerta: el Gobierno nacional les informó que deberá postergar la discusión paritaria por las urgencias que impone la pandemia.

El frente estatal se sacudió con el comunicado de UPCN y las declaraciones de Andrés Rodríguez, su secretario general. “Exigimos al Gobierno una urgente recomposición salarial, partiendo de la revisión referente a 2019 y la actualización correspondiente para este nuevo período”, señala.

“En respuesta, el Gobierno nos ha solicitado un esfuerzo más: postergar la negociación paritaria en el marco de la emergencia sanitaria y económica”, informó UPCN.

El viernes pasado, el Ejecutivo reunió en una mesa a UPCN y ATE, los dos grandes gremios del sector estatal. La conversación siguió y fue ahí cuando los funcionarios pidieron patear para adelante la discusión.

“El trabajador no puede estar con el salario congelado, máxime que venimos desde 2018 con pérdida del poder adquisitivo”, protestó Rodríguez, y reconoció que hubiese esperado “otra respuesta” de parte del Gobierno. El histórico dirigente de UPCN puntualizó que una coyuntura compleja como la actual “no puede implicar una pérdida de derechos laborales.

En la CGT, en tanto, reconocen las dificultades que atraviesan distintos sectores productivos para afrontar el pago del medio aguinaldo: “Pero no se puede establecer una generalidad a nivel país. Hay sectores empresarios que les va muy bien, ¿por qué entonces darles beneficios financieros (como fraccionar el medio aguinaldo, por ejemplo) en detrimento de la economía de los trabajadores?”

Por Sandra Conte – sconte@losandes.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *