Ojeras: Cómo tratarlas y cuáles son la cremas correctas para cada caso

Las ojeras no suponen un problema grave para la piel. Sin embargo, se consideran antiestéticas, ya que dan un aspecto cansado al rostro. ¿Son útiles las cremas antiojeras?

El uso de cremas para las ojeras es muy común entre las mujeres. De hecho, algunos hombres también se han animado a utilizarlas. No obstante, sobre su efectividad aún hay controversias, ya que no hay evidencias sólidas para respaldar lo que afirman muchas compañías que las distribuyen.

El inconveniente es que la publicidad ha hecho ver estos productos como un recurso casi «mágico» para desparecer ese oscurecimiento en el contorno de los ojos. No obstante, esto no siempre es así. Incluso, su efectividad depende del tipo de ojera y su origen. Entonces, ¿Son realmente útiles?

Ojeras y sus posibles causas

En primer lugar, cabe recordar que las ojeras son zonas con aumento en la pigmentación, que tienden a dar un aspecto de mayor edad o cansancio. La piel que rodea los ojos es más delicada y sensible, por lo que sus vasos sanguíneos tienden a dilatarse ante determinadas situaciones.

En consecuencia, aparece ese oscurecimiento que, aunque benigno, hace ver mal el rostro. De acuerdo con un artículo publicado en Indian Journal of Dermatology, esta situación es de origen multifactorial. Es decir, hay varios detonantes de la hiperpigmentación en la zona. A continuación detallamos algunos.

  • Herencia familiar: según dicha fuente, los factores genéticos explican hasta un  50,51 % de las manifestaciones de ojeras.
  • Envejecimiento: la exposición solar y los cambios fisiológicos de la piel también conllevan a su desarrollo.
  • Enfermedades: algunas alergias o conjuntivitis ocasionan zonas mas oscuras de la piel por la fricción constante en la zona de contorno de ojos.
  • Problemas circulatorios: estas son de color azul y se pueden atenuar con el uso de geles o cremas con vitamina K, los cuales provocan una mejora en la circulación sanguínea.
  • Hundimiento: formadas por un surco en la piel. El mejor tratamiento para reducirlas es a través de aplicaciones de ácido hialurónico.
  • Malos hábitos: son aquellas producto del cansancio y de malos hábitos como dormir mal, beber alcohol, fumar, exponerse al estrés, etcétera. Tienen un color violáceo y tienden a disminuir de manera notoria con el cambio de hábitos.
  • Fluctuaciones hormonales: en períodos de menstruación o en embarazo, donde hay una alteración hormonal es común presentar ojeras.
Ojeras y sus posibles causas 
La aparición de ojeras es multifactorial. Es decir, hay varios posibles detonantes detrás de su aparición. Para tratarlas, será necesario establecer su causa.

¿Son eficaces las cremas para las ojeras?

La efectividad de las cremas para las ojeras se ha puesto en duda en varias oportunidades. Mientras que algunos profesionales las sugieren como coadyuvante contra este problema estético, otros consideran que son inútiles.

En general, como detalla una publicación en Annals of Dermatology el mejor tratamiento para las ojeras es el que se elije tras identificar sus causas subyacentes. Por eso, que las cremas funcionen o no, depende en gran medida de los detonantes de esta condición. 

Muchas veces, estas cremas se sugieren cuando la hiperpigmentación es el resultado de malos hábitos o dificultades circulatorias. Sin embargo, su aplicación debe estar complementada con una buena alimentación, mejor calidad de sueño y una óptima hidratación.

Asimismo, a la hora de elegir este tipo de productos, se deben tener en cuenta las condiciones en las que se encuentra la piel, el tipo de ojera  y los componentes del producto. La crema debe cubrir todas sus preferencias y necesidades.

Las ojeras azuladas, generadas por el estrés o el cansancio, parecen mejorar con las cremas para contorno de ojos. Entre tanto, las de tonos amarronadas, relacionadas con el envejecimiento, requerirán retinol, vitamina K, vitamina C, ceramidas o ácido salicílico.

¿Qué componentes deberían tener las cremas para las ojeras?

Así como mencionamos que la elección del producto depende de la piel y del tipo de ojera, la efectividad radicará en la fórmula. Los componentes de mayor efectividad, según un estudio publicado en 2016 en el Journal of Cutaneous and Aesthetic Surgery,son los siguientes:

  • Vitamina C.
  • Vitamina K.
  • Retinol.
  • Cafeína.
  • Ácido kójico.

Sumado a estos componentes, también se han encontrado efectos interesantes en cremas que contienen sustancias como las comentadas a continuación:

  • Ácido hialurónico.
  • Alantoína.
  • Vitamina E.
  • Creatinina.
  • Astringentes y formadores de colágeno.
  • Ácidos grasos insaturados, como ácido linolénico y ácido araquidónico.
¿Qué componentes se debería elegir en una crema para ojeras?
Algunos componentes, como la vitamina C, el ácido hialurónico, la vitamina E, la vitamina K, entre otros, han mostrado efectos positivos en la reducción de ojeras.

¿Qué beneficios otorgan a la piel ?

No solo basta con el uso de cremas hidratantes, a partir de los 20 años se recomienda el uso de productos puntuales para el contorno de ojos con el fin de prevenir arrugas, ojeras o bolsas en la zona periocular. En caso de comenzar su uso con anticipación, los beneficios se verán antes.

  • Revitalizan el contorno de ojos.
  • Mejoran la circulación sanguínea de la zona.
  • Ayudan en la reducción de la inflamación del parpado inferior.
  • Protegen la elasticidad de la piel.
  • Brindan hidratación.
  • Disminuyen el aspecto de cansancio.

La constancia de uso es la clave

Hoy en día se cree que comprar cremas para contornos de ojos es malgastar el dinero. Lejos de ser cierto, una correcta elección del producto, según las necesidades de la piel, brindará resultados positivos si el producto se aplica de forma constante.

Eso sí, es conveniente tener en cuenta que, al ser un problema de origen multifactorial, lo mejor es acudir al dermatólogo para determinar su causa y obtener un tratamiento más completo. El profesional, además, orientará sobre cuáles son las mejores cremas según el tipo de ojeras.

Fuente:Mejorconsalud.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *