Alemania destacó el sistema de gestión digital del arbolado público metropolitano de Mendoza

Una prestigiosa revista internacional de urbanismo y planificación territorial se hizo eco de esta gestión encarada por la provincia de Mendoza. En una nota, destaca la transformación del paisaje árido a través del riego y del bosque urbano como ejemplo histórico de resiliencia y fundamentalmente hoy, al momento de encarar los desafíos del cambio climático y la expansión urbana.

En una reciente publicación de Topos –de Alemania–, revista especializada en urbanismo y planificación territorial en el mundo, se destinó una larga nota de la periodista Jimena Martignoni para mostrar a la comunidad internacional el caso mendocino, destacado por su larga trayectoria
“de resiliencia inherente y duradera”.

“No sentimos halagados de que Topos nos haya destinado un valioso espacio para poner en valor nuestro Proyecto de Arbolado Público Urbano en Unicipio. A veces, quienes vivimos en un bosque urbano no tomamos dimensión de la importancia que esto representa. Gran parte del artículo
periodístico pone el foco en la estrategia de trabajo conjunto afrontado desde la política pública de arbolado urbano del Área Metropolitana de Mendoza. También destaca las cinco metas específicas del proyecto y el cumplimiento de muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de
la Agenda 2030 de las Naciones Unidas” expresó el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance.

Además de explayarse en las características innovadoras del sistema de relevamiento y de poner en valor el complejo sistema digital para la gestión local del arbolado público urbano de siete jurisdicciones diferenciadas, la nota subraya la cultura del árbol enraizada en la comunidad y en el compromiso actual de los jóvenes. “Las organizaciones públicas y privadas han mostrado un gran interés y, por ejemplo, han organizado importantes donaciones de árboles que involucraron sesiones de plantación con los estudiantes. Este renovado sentido de pertenencia y amor por la naturaleza significa otro paso positivo para la fuerte resiliencia que siempre ha mostrado esta región de Mendoza. Desde un sistema de riego centenario diseñado para gestionar la escasez de agua hasta una plataforma de datos compleja que mapea el estado actual del bosque urbano, la adaptación de la ciudad a diversos desafíos y adversidades ha demostrado ser un ejemplo precioso de resiliencia urbana”, expresa la nota de la revista alemana.

Sobre el proyecto y actual estado de avance

El Sistema de Gestión Digital del Arbolado Público Metropolitano es una innovadora iniciativa, única en Latinoamérica con el más completo sistema de información georreferenciada para la toma de decisiones o manejo del arbolado público del Área Metropolitana de Mendoza. Este proyecto, generado por la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial –a través de Unicipio– comenzó con un relevamiento terrestre de 3.571 km en noviembre del año pasado –con tecnología LIDAR y cámaras 360°–, continuó con un vuelo fotogramétrico de un área de 2.000 km2, y ahora comienza a mostrar los primeros datos integrados en un sistema de gestión.

“El censo se encuentra muy avanzado, estamos a punto de terminarlo. Hoy se presentó el relevamiento de arbolado de tres nuevos municipios –Las Heras, Lavalle y Guaymallén– y recordemos que ya se había presentado Maipú y Godoy Cruz. Pero lo más importante de esta presentación es el Sistema del Censo, no solo los datos sino una explicación de la lógica y dinámica del sistema para que los municipios gestionen el arbolado de manera coherente a partir de esta plataforma digital de datos inédita en Mendoza y en toda la región”, explicó Graciela Marty, la coordinadora de Unicipio.

Este sistema forma parte del “Proyecto de Recuperación y Refuncionalización del Arbolado Urbano para el Área Metropolitana de Mendoza”, que contó con financiamiento del BID a través del Programa de Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior (DAMI II). El proyecto total abarcó cinco componentes, que incluyeron mejoras del vivero provincial –cierre perimetral–, así también, adquisición de equipamiento forestal –7 destoconadoras y un tractor– y equipamiento informático para los municipios.

Beneficios que aportará

“La gran diferencia entre un censo convencional y esta herramienta es que nuestro sistema no muestra una foto estática actual sino que es una herramienta actualizable de profundo alcance para la gestión municipal del arbolado público a largo plazo. Además, brinda infinitas posibilidades en la planificación territorial del Área Metropolitana y, al ser de software libre, nos abre múltiples posibilidades para acrecentar su injerencia. Una vez
que se termine el trabajo de interpretación de datos, los técnicos municipales serán capacitados para el manejo coherente y óptimo de la herramienta y se podrán apropiar de ella. Es un trabajo en equipo de gran innovación tecnológica, inexistente en el Cono Sur, que conlleva una gran expertise en sistemas de información geográfica e ingeniería agronómica. Es difícil explicar el nivel del producto sin poder verlo, pero pronto lo
tendremos entre nosotros”, sintetizó la coordinadora de Unicipio, Graciela Marty.

Este censo digital de arbolado público es una herramienta actualizable que brindará constantemente un reporte general de nuestro bosque urbano para poder tomar medidas de reforestación, poda y saneamiento, entre otras. Una vez puesto en marcha el sistema, se podrá acceder a múltiples capas de información, que incluyen toda la red de riego, el mapa de acequias, el estado de la canopia o “túnel” de árboles urbanos y el estado de cada uno de los árboles que se encuentran en el territorio de los siete departamentos que conforman Unicipio.

De esta forma, se podrán visualizar distintas capas de información, ya sea para usuarios municipales encargados de la gestión técnica o bien para entes o ciudadanos que se interesen por los árboles y por la urbe en general. También se podrán consultar diferentes capas temáticas: árboles según especie, estado vital, criterios de peligrosidad o simplemente nichos vacíos.

Esta iniciativa sin precedentes se encaró para afrontar una problemática ambiental crucial. La calidad de vida de la urbe más poblada del Oeste argentino depende de la recuperación y preservación de los árboles y necesita crear espacios verdes metropolitanos para evitar las “islas de calor”, que en verano elevan la temperatura por encima de 3º C, lo cual también multiplica el consumo energético. Sin duda, una política metropolitana estructural, a largo plazo, única en el país y en nuestro continente latinoamericano, para hacer más sostenible la ciudad, aumentar la calidad de vida y garantizar el buen aire.

Se trata de un instrumento que permitirá tomar decisiones para ahorrar recursos monetarios y energía: a escala metropolitana, significa reducción del gasto de altas cifras de dinero. Los forestales ubicados alrededor de edificios filtran el aire cálido y lo refrescan y, al dar sombra, reducen notablemente el uso de aire acondicionado.

El arbolado público además reporta otro beneficio ambiental: la reducción de la contaminación sonora, ya que la continuidad de la fronda de árboles –“canopia continua”– disminuye entre 6 y 10 decibeles los ruidos urbanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *