Próstata: dejemos el silencio de lado

El cáncer de próstata es el de mayor incidencia en la población masculina de nuestro país. Pablo Valentini, jefe del Servicio de Urología del Hospital El Carmen, recomienda realizar en forma temprana los controles y estudios pertinentes.

Durante noviembre, la Obra Social de Empleados Públicos de Mendoza trabajará en la concientización sobre el Cáncer de Próstata y la importancia de un diagnóstico precoz para su tratamiento exitoso. Para ello será necesario romper el silencio y hablar del tema, tanto como se pueda.

CÁNCER DE PRÓSTATA, UN TEMA DEL QUE TENEMOS QUE HABLAR. Pt. 03 – Grupo RIO  Laboratorio Clínico / Diagnóstico Médico

El cáncer de próstata es el de mayor incidencia en la población masculina de nuestro país. Pablo Valentini, jefe del Servicio de Urología del Hospital El Carmen, recomienda realizar en forma temprana los controles y estudios pertinentes.

¿Qué es la próstata?

Es una glándula sexual del hombre, situada debajo de la vejiga. Rodea a la uretra, el conducto que traslada la orina desde la vejiga al exterior. Produce la fase líquida del semen, que traslada los esparmatozoides al óvulo y cumple la función de secreción interna, brindando sustancias enzimáticas a la corriente sanguínea.

Las afecciones suelen presentarse a partir de los 50 años de edad y pueden generar tumores benignos (adenomas) o malignos (adenocarcinomas) en esta glándula.

Las estadísticas señalan que es cáncer más común entre los hombres. Aunque en su comienzo puede no generar síntomas, en estadíos avanzados suele presentar su forma más sintomática.

 Síntomas irritativos: aumento de la frecuencia para orinar, sobre todo nocturna; urgencia para orinar; incontinencia por urgencia; dolor por encima del pubis.

Síntomas obstructivos: retraso del inicio de la micción; disminución de la fuerza del flujo de orina; micción prolongada; goteo al terminar de orinar; sensación de no haber vaciado completamente la vejiga; retención de orina; incontinencia especial, por rebosamiento.

Ante el peligro latente, lo más importante es anticiparse a la aparición de estos indicios, a través de un diagnóstico y tratamiento precoz. Por ello,  el doctor Valentini resalta la necesidad de una visita anual al urólogo a partir de los 50 años, con el objetivo de evaluar los síntomas clínicos, indicar el marcador de antígeno prostático (PSA) y realizar el examen rectal para determinar las características de la próstata. Cabe aclarar que en caso de antecedentes familiares, los controles deben iniciarse antes de esa edad.

En conclusión, el peligro más grande que debe enfrentar nuestra sociedad es el silencio con el que se conserva este problema, tornándose como una especie de tabú puesto que el examen digital a través del recto suele generar rechazo en los pacientes.

Ante esto, los especialistas explican que ese examen no puede de otro modo porque no hay manera de tener la consistencia clara de la glándula si no es a través de este método. Además,  afirman que no es doloroso, molesto, ni incómodo como suele pensarse, y es muy útil como herramienta diagnóstica.

¿Se puede prevenir el cáncer de próstata?

No, sólo podemos recomendar una vida con menos riesgos, mediante hábitos saludables. Con una dieta rica en vegetales y legumbres, evitando las grasas animales y acompañada de actividad física programada, con la ingesta de líquido, especialmente agua.

¿Tiene tratamiento?

Sí, son diferentes opciones terapéuticas que se aplican según las características del caso. Para los pacientes con diagnóstico inicial existe la cirugía, la radioterapia externa o las semillas radiactivas. Ciertos casos no requieren tratamiento activo y se aplica una “vigilancia activa”.

En estados avanzados de la enfermedad el tratamiento solo permite frenarla, mejorando la calidad de vida y los síntomas del paciente. La primera etapa incluye el bloqueo hormonal que se hace con medicamentos que bloquean la testosterona y en algunas situaciones puede ser necesaria la quimioterapia.

Más información

OSEP cuenta con el Servicio de Urología en el Hospital El Carmen, al que se accede con derivación médica, solicitando turno al 0810 810 1033. También se puede acceder al tratamiento oncológico, en caso de necesitarlo.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *