Condenan a los tres apropiadores de la nieta 127, recuperada en Mendoza

La Justicia Federal condenó hoy a los tres acusados por la apropiación de la nieta 127, Miriam Poblete, quien fue recuperada por Abuelas de Plaza de Mayo en Mendoza donde se la había inscripto con un nombre falso: María Lourdes Fernández.

Duros testimonios por las tías de la nieta recuperada 127 en el juicio por  su apropiación | Crónica | Firme junto al pueblo

Fue el Tribunal Oral Federal 1 de nuestra provincia quien encontró culpables a los tres acusados, todos ex integrantes del Departamento de Informaciones Policiales -ex D2- de la Policía de Mendoza.

Estos son Armando Fernández Miranda, quien recibió 10 años de cárcel; su esposa Iris Yolanda Luffi, a 5 años de prisión y Abelardo Santiago Garay, a 8 años de cárcel.

Fernández y Luffi fueron señalados como coautores de «retención y ocultamiento de una menor de 10 años, alteración del estado civil de una menor de 10 años e insertar datos falsos en un documento público destinado a acreditar la identidad de una persona».

Por su parte, Garay fue condenado como partícipe necesario en el primero de estos delitos y coautor en los otros dos.

Argentina: Abuelas Plaza de Mayo encuentra a nieta 127 - Chicago Tribune

El tribunal formado por Alejandro Waldo Piña, María Paula Marisi y Alberto Careli, confirmaron además la prohibición de salida del país para los tres acusados.

Además, declararon los hechos investigados como «crímenes de lesa humanidad en un contexto de genocidio», por lo que Poblete es una víctima en ese sentido.

El debate tuvo como fiscal a Dante Vega, en tanto que la querella, en representación de las Abuelas de Plaza de Mayo, fue Viviana Beigel.

Asimismo, los imputados fueron defendidos por Santiago Bahamondes (de Fernández y Garay) y Mariano Tello (por Luffi).

Los padres biológicos de Miriam, quienes eran militantes de la organización Montoneros y aún continúan desaparecidos, fueron secuestrados entre abril y mayo de 1977, en Córdoba, y María del Carmen Moyano, la madre de la víctima, fue enviada con un embarazo de más de ocho meses a la ESMA, donde dio a luz.

Luego del parto, Miriam fue trasladada a nuestra provincia, concretamente a Guaymallén, donde se la inscribió bajo el nombre apócrifo de Miriam Lourdes Fernández.

En octubre de 2017, la hija de Carlos Simón y María del Carmen se realizó el análisis inmunogenético y, en diciembre de ese año, Abuelas de Plaza de Mayo anunció en conferencia de prensa que era la nieta 127 en recuperar su identidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *