Tambos, en rojo: productores de leche afirman percibir el precio más bajo del mundo y peligran 10.000 establecimientos

Tambos, en rojo: productores de leche afirman percibir el precio más bajo del mundo y peligran 10.000 establecimientos

Según la SRA, los tamberos reciben u$s0,38 por litro, mientras que en Brasil la unidad se paga 0,41 y en EE.UU. asciende a 0,55. Detalles del escenario

Atono con las complicaciones que enfrentan otros sectores de la economía nacional, los productores de leche atraviesan un nuevo período crítico a partir de una suba de costos en ascenso, la afectación climática y un mercado internacional que atraviesa una fuerte depresión. Los efectos de este combo mantienen en rojo al grueso de los 10.000 tambos que funcionan en la Argentina, que hoy por hoy perciben un precio por el producto lácteo que se ubica en el escalón más bajo del ranking mundial.

Así lo pone en evidencia un informe de la Sociedad Rural Argentina (SRA), el cual señala que mientras que el tambero percibe 0,38 dólares por litro, los productores de Brasil recaudan 0,41, los uruguayos 0,42, en Nueva Zelanda se paga 0,51, mientras que en Estados Unidos el monto asciende a 0,55.

Según el trabajo de la SRA, el precio de la leche cruda que se le abona al tambero bajó 4 por ciento en comparación con el año anterior. En contrapartida, la producción diaria se incrementó 1,6 por ciento en la Argentina. El informe expone, además, que el precio internacional de la leche en polvo se derrumbó 17 por ciento sólo en el último mes.

«Estamos promediando el otoño, si bien se presentaron algunos factores adversos en enero, en general la situación climática ha sido mayormente favorable en la zona productora, la producción subió 1,6 por ciento en el primer trimestre del año. Los precios al consumidor de abril van perdiendo en términos reales, el escenario inflacionario y el acuerdo de precios impulsan pérdidas del valor», señala la SRA.

Producción de leche: los precios al productor no se recuperan

«El precio al productor en términos reales viene cayendo desde junio. Los costos locales de producción aumentaron a un ritmo más fuerte que los ingresos. La lenta respuesta de la demanda local, impulsa a las empresas a reforzar la salida exportadora, con un precio internacional que en el último mes cayó un 17 por ciento», añade.

Por último, el informe –realizado por el Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la entidad– pone la lupa sobre las condiciones del mercado fronteras hacia afuera y las dificultades para colocar mayor producción en el exterior.

«El contexto internacional se presenta con una oferta limitada a causa de los aumentos de los precios de la alimentación, lo que resulta en precios internacionales por encima de la media, con la perspectiva que pueda ir mejorando la reactivación económica, aún que por ahora con crecimientos muy dispares. La demanda de los países petrolero mejora, Brasil con más limitaciones. Rusia deja de ser un mercado por el momento», puntualiza la SRA.

En una exposición reciente, Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural, remarcó que el «tambero argentino recibe hoy el precio más bajo del mundo» y detalló algunos de los obstáculos que afectan a los tambos y las dificultades para mantener el funcionamiento.

Costos en alza complican la producción de leche

«No olvidemos también los efectos de la sequía de principio de año que condicionó las reservas, como el caso del maíz, que, afectado por la sequía, se tuvo que picar con menor calidad y rendimiento y el productor va a tener que incurrir en más gastos para la alimentación«, dijo.

Para luego agregar: «Hace mucho tiempo venimos hablando sobre la necesidad de trabajar con una agenda de temas que ordenen al sector, de manera que no haya distorsiones en los precios y planificar adecuadamente las distintas situaciones, tanto de la coyuntura como de los problemas estructurales, que atentan contra el crecimiento».

Otras organizaciones se pronunciaron en sintonía con la SRA. Fuentes con cercanía a la Cámara de Productores de Leche del Oeste de la Provincia de Buenos Aires (CAPROLECOBA) expresaron a iProfesional que la supervivencia de los pequeños y medianos productores de leche seguirá complicada mientras no desacelere el alza de precios que exhiben los insumos para la alimentación del ganado.Te puede interesar

«Están muy mal relaciones de precios ‘clave’ para los tambos, aquí y en el mundo. Maíz, soja, combustibles y fertilizantes hicieron disparar los costos a un ritmo imposible de seguir por los precios«, se indicó desde la entidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *