Djokovic barrió en sets corridos a Andrey Rubley y se instaló en las semifinales del Abierto de Australia

Después de una semana envuelto de polémicasNovak Djokovic regresó a su máximo nivel. Sin resentirse de su lesión en la pierna izquierda, el astro serbio se mostró completo físicamente este miércoles para avanzar a las semifinales del Abierto de Australia. En poco más de dos horas, el tenista de 35 años endosó un contundente 6-1, 6-2, 6-4 al ruso Andrey Rublev que no pudo hacer nada contra el nueve veces ganador de este Grand Slam que, liberado del dolor, ya tiene la mira en el trofeo que lo vuelva a posicionar como el número 1 del planeta.

“He estado en una situación como esta muchas veces, nunca he perdido unas semifinales en el Abierto de Australia y espero que siga así”, afirmó en rueda de prensa Nole confiado en la próximo ronda. Tras cuatro partidos a medio gas por las molestias de la lesión muscular, Djokovic saltó a la pista determinado a “ganar en tres sets” y plantarse por una vez más entre los mejores cuatro en Melbourne, donde espera el estadounidense Tommy Paul.

Durante el partido, Novak logró quebrar 5 veces el saque a su adversario. Además con su primer servicio tuvo un 64% de efectividad, cometió 5 dobles faltas y consiguió el 69% de los puntos al saque. Algunos números que reflejan en dominio del serbio desde el inicio hasta el final del duelo y que impactó de manera negativa en Rublev: apenas finalizó el encuentro, se fue al gimnasio del Rod Laver Arena a hacer un rato de bicicleta en soledad y solamente con su celular en la mano.

La tristeza y soledad de Andrey Rublev luego de ser barrido de la pista por Novak Djokovic (Foto: Eurosport)

La tristeza y soledad de Andrey Rublev luego de ser barrido de la pista por Novak Djokovic (Foto: Eurosport)

De cara al duelo con Paul, Nole elogió al estadounidense: “Probablemente ha jugado el mejor tenis de su vida aquí. Muy explosivo y dinámico. Rápido y un revés muy sólido. Le gusta meterse dentro de la pista y dictar el punto con su derecha. Tiene un gran movimiento con su servicio, con el que puede sacar a cualquier lugar. Es muy completo”. Del otro lado del cuadro el griego Stéfanos Tsitsipás y el ruso Karen Kachanov definirán al otro finalista del primer Gran Slam de la temporada.

Para cerrar, lanzó un último mensaje alrededor de las polémicas que envolvieron su semana en el Australian Open. “Me gusta ver cuando alguien ofrece una perspectiva diferente, entendiendo si se escribe sobre mí o sobre otro deportista. Entendiendo de dónde viene e intentando ser objetivo. Lo que personalmente me gusta ver es respeto y no una narrativa que va en una dirección que se centra en sólo en un lado de la historia y continúa durante un tiempo siguiendo esa dirección”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *